Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:31

VENCIENDO UNA SERIE DE VICISITUDES LA CAPITAL DE LA PROVINCIA CARRASCO LOGRÓ LEVANTARSE CON LA TENACIDAD DE SUS HABITANTES.

Reseña histórica de la provincia Carrasco

Reseña histórica de la provincia Carrasco

Intentando una apretada síntesis de los fastos de la provincia “Carrasco”, podemos decir que Totora en 1639 se constituye en Curato. En 1731 se cuenta con los primeros establecimientos cocaleros en la region yungueña de Chuquioma, con una producción de 10.000 cestos de coca.

En 1862, se dicta el decreto para la separacion de la provincia Mizque. El 24 de junio de 1872, se obtiene la ley correspondiente para la erección en una nueva provincia del departamento de Cochabamba; concediéndosele el título de ciudad, tomando el nombre de provincia “Carrasco”, en honor a su distinguido e ilustre hijo Dr. José Carrasco Torrico.

En 1679 se constituye la primera iglesia. En 1785 se construye la segunda iglesia con inspiracion española que con el paso del tiempo se fue desfigurando, hasta que al presente nos muestra una construccion diferente, sencilla y de una sola nave, ignorando la fecha de su construccion y de su orientación arquitectónica.

Como todos los pueblos y ciudades españolas Totora también fue fundada sobre poblaciones ya existentes como un exorcismo para los indígenas y naturales, esto como la clásica forma de manifestar su fortaleza sobre los conquistadores, al decir del arquitecto e investigador Dn. Fernando Terrazas.

Desde la llegada de los españoles a la región (1530) hasta 1722, año de la llegada de Baltazar Peramaz y Guarro, nos dice el mismo Arq. Terrazas, las tierras de Totora pertenecían a unos españoles que explotaban la producción de la coca y de su comercialización; y ya en 1782, marca el desarrollo del pueblo.

En 1971 Totora contaba ya con 210 establecimientos cocaleros en Chuquioma cuya produccion estaba destinada a las minas más próximas a los radios de influencia, en cuanto a transporte y costo que implicare.

Los españoles radicados en Pocona y Mizque atraidos por el cultivo de la coca se trasladaron a Totora construyendo viviendas sólidas, la iglesia y el cementerio. El Curato de Totora había sido elevado a rango de Parroquia, ese desarrollo fue matizándose con corrientes migratorias cada vez más crecientes de Mizque, Aiquile, Cliza y particularmente de Arani, sin contar con aquellos migrantes de ultramar como los españoles, turcos, árabes y otros. Así vino a constituirse en un núcleo de residencia administrativa de los intereses económicos, esencialmente de los terratenientes, hacendados y comerciantes.

De entonces a esta parte Totora hace su incursión en la historia nacional, venciendo muchas vicisitudes, como la reforma agraria de Víctor Paz Estenssoro y el actual camino central de Arani a Aiquile-Sucre aislando a Totora sin mayores consideraciones humanas ni de su progreso y bienestar, sin embargo, con la tenacidad de sus habitantes en servicio de su pueblo y de su patria, soslayando los deslices de la suerte, edificando un pasado lleno de gloria y de renunciamiento dignos de todo ciudadano espartano, aparece con una presencia económica, política y eclesiástica digna de toda consideración y respeto.

Referencias.



Escisión.

En 1862 cuando se logra constituir un centro urbano de significativa importancia regional, en Totora se inician movimientos para escindirse de la provincia Mizque y constituirse en una nueva.

Desde el año 1872, empieza a funcionar la Junta Municipal.

Nueva provincia.

El 24 de junio de 1876 se celebra el primer aniversario como provincia independiente y autónoma. El 30 de octubre de 1894 bajo el gobierno de Mariano Baptista, se confiere el título de Ciudad a la antigua Villa de Totora.