Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:36

Tips para cuidar los dientes y evitar las temidas caries

Lo recomendable es cepillarse al menos tres veces al día, usar hilo dental y enjuague bucal.
Tips para cuidar los dientes y evitar las temidas caries. pediatrÍA Y FAMILIA.COM
Tips para cuidar los dientes y evitar las temidas caries. pediatrÍA Y FAMILIA.COM
Tips para cuidar los dientes y evitar las temidas caries

El cepillarse los dientes y usar seda dental todos los días son los dos pasos básicos para mantener los dientes limpios. Sin embargo, y a pesar de que puede parecer lo más fácil del mundo, el limpiarse los dientes y usar el hilo dental correctamente también tiene su técnica. 

 La limpieza es la base de la salud oral. De ahí que en cada visita al dentista, él o ella nos recalque la importancia de mantener la boca y los dientes limpios. Muchas personas creen erróneamente que con cepillarse los dientes rápidamente o una vez al día, están a salvo. ¡Grave error! Idealmente debes cepillarte 3 veces al día, usar hilo dental una vez al día y para terminar tu rutina con broche de oro, usar un enjuague bucal. Para que evalúes si tu técnica de limpieza dental va por buen camino o para replantearla, sigue estos pasos que te contamos a continuación.

Cepillarte los dientes Llegas a la casa cansado(a) de trabajar, comes algo rápido y te da pereza cepillarte los dientes. ¿Es tu caso? Recuerda que el lucir una sonrisa deslumbrante depende de este simple hábito.  

* Debes cepillarte los dientes al menos dos veces al día. Lo ideal es que lo hagas tres veces, o después de cada comida. Sin embargo si por alguna razón tuviste un almuerzo y no pudiste cepillarte, has un buen trabajo cuando llegues a casa después de la cena. No te apures. Tómate tu tiempo para dedicarle un buen cepillado a tus dientes.

* Usa los elementos adecuados, como pasta dental con flúor y un cepillo de dientes de cerdas suaves. Si tienes artritis o algún otro problema que te impida cepillarte correctamente, debes considerar un cepillo de dientes eléctrico.

* Hazlo con la técnica correcta:

1. Coloca el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados de tus encías.

 2. Mueve el cepillo de arriba a bajo con movimientos cortos y suaves. Es importante que no hagas movimientos muy bruscos porque puedes lastimar tus encías.

3. Cepilla la superficie exterior, interior y la superficie con la que masticas los alimentos, de todos los dientes.

4. Para limpiar la superficie interior de tus dientes frontales, inclina el cepillo. verticalmente y muévelo varias veces hacia arriba y hacia abajo.

5. Cepilla tu lengua para eliminar las bacterias y evitar el mal aliento.

6. Cambia tu cepillo de dientes regularmente, por lo general cada 3 o 4 meses, o cuando notes que empieza a desgastarse.

HILO DENTAL

Hay lugares a los cuales el cepillo de dientes no llega, como entre los dientes o entre cada diente y las encías. Por eso, es muy importante el uso del hilo dental. Para hacerlo, ten en cuenta lo siguiente:

* Usa cuanto hilo sea necesario. Los odontólogos recomiendan usar 18 pulgadas o 45 centímetros del  dental. 

* Enrolla la mayoría del hilo en el dedo corazón (dedo medio o tercer dedo) de una mano y el resto alrededor del dedo corazón  de tu otra mano, dejando por lo menos 1 pulgada o 3 centímetros libres para limpiar tus dientes.

*  Limpia uno por uno de tus dientes. Lleva el hilo dental desde el punto donde se une el diente con la encía hacia arriba para remover la placa. Frota el  hilo  dental contra todos los lados del diente.

ENJUAGUE BUCAL  

Para completar tu rutina de limpieza dental, puedes usar un enjuague antiséptico bucal que ayuda a eliminar las bacterias y te deja con un aliento fresco.

También previene las caries porque elimina las bacterías que no son alcanzadas por el cepillo. Asimismo, evita la aparición de las molestosas aftas bucales.