Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 21:23

La técnica del TRE, temblar para sanar

Cuando el ser humano se enfrenta al miedo reprime el estremecimiento. No evitar la reacción natural ayuda a eludir traumas. Consiste en “liberar”.
La técnica del TRE, temblar para sanar

La capacidad para temblar está presente en todos los mamíferos. En los animales es un recurso natural para recuperarse de las tensiones y los traumas. Sin esta herramienta biológica, instalada de nacimiento en su sistema nervioso, no lograrían sobrevivir.

Los temblores son una reacción natural para destensar el cuerpo y descargar cualquier episodio traumático. El ejemplo es un niño que se estremece cuando algo le da miedo. A través de esa vibración, el organimo se libera de tensiones internas y recupera su equilibrio.

Un perro que se despierta de la anestesia o que acaba de recibir una vacuna utiliza el mismo recurso. El temblor ayuda para liberarse del exceso de energía creado por las respuestas instintivas de lucha-huida o de congelación.

Así superamos los conflictos entre el cuerpo y la mente.

Somos, también, mamíferos y nuestra respuesta frente a las amenazas vitales no difiere de las respuestas de nuestros compañeros animales. El problema es que los adultos reprimimos la reacción.

Lo explica David Berceli, creador de la técnica TRE (Tension & Trauma Releasing Exercices), de liberación de la tensión y el trauma, una marca registrada que solo pueden utilizar con fines comerciales quienes han recibido formación y autorización de Tre For All.

Berceli, experto en resolución de conflictos y traumas, descubrió que el temblor libera el cuerpo y permite recuperarse. En la década de 1970 observó en países africanos en guerra que, tras los ataques con misiles, los niños temblaban y que, años después, demostraban una evolución con respecto al trauma mucho mejor que los adultos, que habían reprimido el temblor.

En la década del 80, Berceli quedó atrapado en una vivienda en Belén (Palestina) durante un ataque con gases lacrimógenos. Tras encerrarse en un baño con toallas mojadas para sellar las puertas, fue presa de un temblor incontrolable y sintió que se moría. Según Berceli, el primer es reconocer las señales de activación que manda el sistema nervioso cuando nos sentimos amenazados. El cuerpo puede activarse y entonces se aceleran los latidos del corazón, aumenta la presión arterial y la tensión muscular.

O por el contrario, el cuerpo puede paralizarse, como hacen los animales que fingen estar muertos. En este caso el cuerpo queda inmovilizado, se aminoran el pulso cardiaco y la presión arterial; y disminuye la temperatura corporal.

Superada la amenaza, el organismo busca recuperarse a través del temblor. Sin embargo, el ser humano bloquea esta respuesta y los traumas se enquistan.

El TRE es una técnica de autoayuda corporal simple, ya que se basa en la capacidad natural del cuerpo para sanarse. Los largos años de silencio, anestesia y entumecimiento se despliegan poco a poco y se reaprende a temblar para restablecer la paz entre la mente y las emociones.

  • Distensión

RELAJAR LA TENSIÓN CUERPOMENTE El psoas-ilíaco es un músculo que se halla en la cavidad abdominal y en la parte anterior del muslo. Responde ante cualquier amenaza con una contracción. Es imposible llegar a él con las manos para liberarlo a través del masaje. Sin embargo, es el psoas el que, para aflojar las contracciones ocasionadas por el trauma, necesita soltar la tensión y relajarse. Los siete ejercicios sencillos del TRE que lo estimulan logran contactar con este epicentro de la defensa muscular. Y como los practicamos en un entorno seguro dan el permiso a nuestro sistema nervioso para que se libere de todo aquello que llevamos encima sin resolver. En una sesión se generan temblores neurogénicos producidos por el sistema nervioso autónomo, que liberan las tensiones.

  • Beneficios

Puede ser grupal o individual En una sesión de TRE (Tension & Trauma Releasing Exercices) es factible liberar los temblores neurogénicos del organismo y controlarlos cuando se crea conveniente. Las clases pueden ser individuales o grupales. Según la página web Cuerpomente, inicialmente es necesario que los interesados cuenten con un facilitador certificado. Luego de unas seis sesiones, no es preciso que el guía intervenga. Las ventajas de implementarlo en la vida son: -  Energía y resistencia. - Reducción del dolor muscular y de espalda. - Mayor flexibilidad del cuerpo y la mente. - Disminución de la preocupación y la ansiedad. - Menos estrés laboral. - Mejora del sueño y del descanso nocturno. - Disminución de conflictos relacionales y mayor resiliencia emocional. - Curación de viejas heridas. - Disminución de la ansiedad que rodea una enfermedad grave.