Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 14 de abril de 2024
  • Actualizado 00:20

LOS CRÍMENES SON CADA VEZ MÁS VIOLENTOS

En cuatro días, Bertha y Nieves fueron asesinadas en La Paz y Cochabamba

Las mujeres, de 37 y 66 años, fueron victimadas en sus hogares. Una murió a manos de su vecino y la otra de su esposo, quien luego acabó con su vida dejando tres huérfanos. 
Nieves R. es encontrada sin vida en su inmueble en una comunidad de Misicuni, Cochabamba./ CORTESÍA
Nieves R. es encontrada sin vida en su inmueble en una comunidad de Misicuni, Cochabamba./ CORTESÍA
En cuatro días, Bertha y Nieves fueron asesinadas en La Paz y Cochabamba

En cuatro días, a Bertha Q.C. y a Nieves R.C. les segaron la vida en La Paz y Cochabamba. Sus hogares, espacios que debían ser más seguros, se convirtieron en la escena del crimen.

Bertha tenía 37 años y tres hijos (de 19, 17 y 6 años). El viernes 24 de marzo, la Policía ingresó a su vivienda, previa autorización de la hija mayor. La mujer estaba ya sin vida en la entrada, mientras que su esposo Germán G.Q. (46) fue hallado sobre la cama matrimonial con una soga en el cuello y ya no presentaba signos vitales. El Ministerio Público investiga el caso como feminicidio seguido de suicidio, informó ayer el fiscal departamental de La Paz, William Alave Laura. 

“El fiscal de Delitos Contra la Vida y médicos forenses se constituyeron en un domicilio particular para hacer el levantamiento legal de los cuerpos y colectar indicios materiales, biológicos y genéticos que ayudarán a esclarecer el hecho durante la investigación. Los elementos colectados se enviaron al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para realizar las pericias correspondientes”, señaló la autoridad. 

Según Ramiro Condori, fiscal de Delitos Contra la Vida de El Alto, el hecho ocurrió el 24 de marzo, al promediar las 14:45. Un vecino escuchó gritos y discusiones al interior de un domicilio, por lo que se dirigió a la Estación Policial Integral (EPI) de Alto Chijini para denunciar y solicitar la intervención. 

Bertha falleció por lesión de centros encefálicos superiores, fractura facial de bóveda de cráneo, es decir, por traumatismo cráneo facial abierto compatible con elemento contuso. Se presume que la mujer fue brutalmente golpeada en el rostro con una piedra. Su esposo, presunto autor del hecho, murió por asfixia mecánica por ahorcamiento.

Cuatro días antes, el 20 de marzo, Nieves R.C., de 66 años, fue golpeada y asfixiada hasta la muerte en su vivienda situada en una comunidad de Misicuni, Cochabamba. Víctor Y.G., comunario y presunto autor del feminicidio, se encuentra desde el jueves con detención preventiva en el penal de El Abra, mientras continúan las investigaciones.

En un breve contacto con la prensa, el sindicado, de 50 años, intentó excusarse. Expresó que no recuerda nada de lo sucedido y que él se encuentra mal de la cabeza. “Medio borracho, medio enfermo de mi cabeza estaba. Mal estaba”, dijo tras ser consultado por Unitel. 

El crimen de Nieves fue dado a conocer por comunarios que vieron a Víctor salir sospechosamente de la casa de la víctima. También se percataron que tenía sangre en sus manos y su ropa. Finalmente, la Policía aprehendió al presunto autor, quien fue puesto ante un juez cautelar de Quillacollo.

Nieves falleció por anoxia anóxica, asfixia mecánica por obstrucción de orificios respiratorios y policontusiones, según el acta de autopsia realizada por el IDIF.