Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Censo: TSE requiere datos hasta septiembre de 2024 para distribuir escaños rumbo a elecciones

Óscar Hassenteufel aseveró que si se cuenta con la información en diciembre, “resultaría extemporáneo y no sería posible realizar las dos tareas previas de asignación de escaños y delimitación de las circunscripciones uninominales".
El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel, durante un conferencia de prensa. URGENTE.BO
El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel, durante un conferencia de prensa. URGENTE.BO
Censo: TSE requiere datos hasta septiembre de 2024 para distribuir escaños rumbo a elecciones

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel, aseguró que el Órgano Electoral necesita conocer los resultados oficiales del Censo hasta septiembre del 2024 para la asignación de escaños y delimitación de circunscripciones uninominales de cara a las elecciones generales del 2025.

“El TSE necesita contar con los datos oficiales del Censo. Esa información debemos recibirla con la debida oportunidad (…). Si recibimos la información en diciembre, los tiempos no nos van a alcanzar”, aseveró Hassenteufel.

El Presidente del TSE señaló que se prevé que los comicios se desarrollen en septiembre de 2025 y una hipotética segunda vuelta, un mes después. En ese sentido, enfatizó que para que el proceso eleccionario se efectúe con una nueva asignación de escaños y delimitación de circunscripciones, es necesario que los datos oficiales del proceso censal se conozcan hasta septiembre del 2024.

El Gobierno había anunciado que en diciembre del 2024 remitiría los resultados al TSE para que esa instancia proceda a realizar las tareas previas de las elecciones. Hassenteufel aseveró que si se cuenta con la información en ese mes, “resultaría extemporáneo y no sería posible realizar las dos tareas previas de asignación de escaños y delimitación de las circunscripciones uninominales”.

La autoridad electoral explicó que la asignación de escaños es un trabajo técnico “relativamente fácil”; sin embargo, señaló que lo que puede demorar es que esa tarea sea aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Afirmó que, hipotéticamente, con los datos del Censo, algún departamento perderá algún escaño y alargará el debate en la ALP.

“Efectivamente, algún departamento que pueda perder un escaño va a reclamar y va a pedir que no se apliquen los resultados del Censo en la elección. Ese trabajo de consenso de la ALP es lo que puede demorar”, aseveró.

En cambio, explicó que la segunda etapa de delimitación de circunscripciones sí puede dilatarse hasta cuatro meses.

El Presidente del TSE, asimismo, evitó hablar de qué pasaría si los resultados no están hasta septiembre del 2024 y si, en ese caso, las elecciones del 2025 se desarrollarían con la actual distribución de escaños.

“Cada vez que hay un nuevo censo se debe hacer la reasignación de los escaños parlamentarios y nos atenemos a las normas legales”, sentenció.

La pasada semana, el presidente del Estado, Luis Arce, decretó que el Censo se realizará el 23 de marzo del 2024 y en septiembre del mismo año se procederá con la redistribución de ingresos con base en resultados preliminares.

En esa línea, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, anunció que los resultados serían entregados al TSE en diciembre para que realice el trabajo previo a los comicios del 2025.

Entretanto, Santa Cruz acata un paro indefinido, que ya lleva 27 días, para exigir que la consulta nacional se lleve adelante en 2023 y se garantice que la nueva distribución de escaños se aplicarán en los comicios del 2025.

Incluso, las bancadas de Santa Cruz de Creemos y Comunidad Ciudadana (CC) prepararon proyectos de Ley para que el Censo sea en octubre del 2023.