Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

DICEN QUE LA INVESTIGACIÓN ES COMPLEJA

Juez dispone ampliar por tres meses la prisión de César Apaza a pesar de pedido de libertad por su salud

Apaza ya cumplió el plazo inicial de seis meses de detención preventiva, pero la Fiscalía y los acusadores pidieron ampliar el encarcelamiento de Apaza bajo el argumento de que la investigación es compleja.

Apaza está enmanillado a su cama de hospital./ ERBOL
Apaza está enmanillado a su cama de hospital./ ERBOL
Juez dispone ampliar por tres meses la prisión de César Apaza a pesar de pedido de libertad por su salud

El juez Luis Fernando García determinó este jueves ampliar la detención preventiva del dirigente cocalero César Apaza por tres meses. Con esta decisión, el representante yungueño seguirá encarcelado a Chonchocoro a pesar de las preocupaciones que existen respecto a su estado de salud.

No obstante, el juez determinó que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) realice una evaluación médica al dirigente en un plazo de tres días en el penal de Chonchocoro y que haga llegar el certificado médico al juzgado.

En su intervención en la audiencia, Apaza se expresó con dificultades en el habla y pidió al juez que le deje estar con su hijo y defenderse en libertad. Denunció que cuando fue detenido no estaba con ese estado de salud y, además, dijo que su deterioro se debe a la “golpiza” que había sufrido.

Apaza ya cumplió el plazo inicial de seis meses de detención preventiva, pero la Fiscalía y los acusadores pidieron ampliar el encarcelamiento de Apaza bajo el argumento de que la investigación es compleja.

El juez consideró que, en efecto, la investigación es compleja por lo cual determinó ampliar la prisión preventiva de Apaza por tres meses.

La defensa de Apaza pidió que el dirigente sea trasladado a un centro médico en tanto se haga la evaluación médica, dada la situación crítica de salud del dirigente, pero el juez rechazó esta solicitud.

Apaza fue aprehendido en septiembre del año pasado, acusado por la toma del mercado paralelo de coca de Villa El Carmen.

Durante este tiempo de detención, el estado de salud de Apaza se deterioró al punto de haber estado internado en el Hospital de Clínicas. En un principio se diagnosticó una embolia, pero después Régimen Penitenciario negó que el dirigente haya sufrido esta condición y determinó devolverlo al penal de Chonchocoro.

La situación de salud de Apaza levantó incluso la preocupación de la Defensoría del Pueblo, que activó una Acción de Libertad en su favor. Incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visitó al dirigente en la cárcel de Chonchocoro.