Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

César Apaza enfrenta otra imputación donde le acusan de lesionar a una policía cuando fue aprehendido

La información fue proporcionada por la abogada de Apaza, Evelyn Cossío, quien lamentó que el dirigente haya sido golpeado durante su aprehensión y nadie investigue esos hecho, sino por el contrario se lo acuse a él de agresiones.

El dirigente de Adepcoca, César Apaza./ APG
El dirigente de Adepcoca, César Apaza./ APG
César Apaza enfrenta otra imputación donde le acusan de lesionar a una policía cuando fue aprehendido

Aparte del proceso por la toma del mercado paralelo de coca, el dirigente yungueño César Apaza enfrenta una segunda imputación por parte de la Fiscalía por presuntamente lesionar a una mujer policía cuando fue aprehendido en septiembre del año pasado.

La información fue proporcionada por la abogada de Apaza, Evelyn Cossío, quien lamentó que el dirigente haya sido golpeado durante su aprehensión y nadie investigue esos hecho, sino por el contrario se lo acuse a él de agresiones.

Apaza fue aprehendido la madrugada del 22 de septiembre de 2022, en un operativo policial de madrugada, donde fue interceptado en vía pública.

La abogada cuestionó que se acuse al dirigente de agresión, cuando fue “secuestrado” por más de ocho efectivos policiales y fue atado de manos y pies.

Dijo que la policía, presuntamente agredida, recibió tres días de impedimento, pero en el caso de Apaza no le dieron ningún día de incapacidad, a pesar de sus lesiones evidentes en la mano y las costillas.

Recordó que, según denunció Apaza, el dirigente fue torturado incluso en los predios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.  

La jurista criticó que la Fiscalía no investigue las denuncias de Apaza, pero por el contrario ya tenga una imputación contra el dirigente por sucesos de la misma fecha. 

Según la abogada, la Fiscalía ha pedido detención domiciliaria de Apaza en ese caso y se espera la audiencia cautelar, sin embargo, anunció que se impugnará la imputación al considerar que no tiene “pies ni cabeza”.

Actualmente Apaza cumple detención preventiva en el penal de Chonchocoro el caso del mercado paralelo. El mismo tiene un estado de salud deteriorado y la Defensoría del Pueblo ha promovido una Acción de Libertad a su favor.