Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 11:08

Arce denuncia desvío de carburantes y llama a combatir el agio y la especulación

Arce responsabilizó del delito a “malos bolivianos” que están generando, con el agio y la especulación, “una sensación equivocada de que no hay la suficiente cantidad de diésel y gasolina”.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, en conferencia de prensa./ ABI
El presidente de Bolivia, Luis Arce, en conferencia de prensa./ ABI
Arce denuncia desvío de carburantes y llama a combatir el agio y la especulación

El presidente Luis Arce denunció este jueves el desvío desde un solo surtidor en La Paz de al menos 350.000 litros de carburantes por mes, lo que muestra -aseguró- las acciones de especulación y agio de combustibles con una intencionalidad de afectar al Gobierno nacional.

Durante el acto de entrega de redes de gas domiciliario en la ciudad de Sucre, precisó que el ilícito se cometió en el surtidor Full Tank, ubicado en la localidad de Achica Arriba, en el municipio de Viacha, La Paz, en complicidad con el chofer de un carro cisterna.

“Hay una especulación que se origina no solamente por las declaraciones de algunos diputados de oposición. Hemos encontrado, luego de un monitoreo constante que ha hecho la ANH (Agencia Nacional de Hidrocarburos) un camión cisterna que, en complicidad con la estación de servicio Full Tank, en la localidad de Achica Arriba, Viacha, en la provincia Ingavi del departamento de La Paz, desviaba 350.000 litros por mes, 350.000 litros”, denunció.

“Vean el tema de especulación y agio que se estaba dando, no es un cuento lo que nosotros decíamos, esto es muy importante que la población conozca, estamos haciendo el mayor de los esfuerzos, cerca de un millón de litros que adicionalmente estamos ofreciendo a la población y cada vez hay más colas en los surtidores”, cuestionó.

De acuerdo con la ANH, al menos el 30% de combustible que comercializaba la estación de servicio intervenida era desviada a actividades ilícitas.

Arce responsabilizó del delito a “malos bolivianos” que están generando, con el agio y la especulación, “una sensación equivocada de que no hay la suficiente cantidad de diésel y gasolina”.

Con datos, demostró cómo Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) incrementó los despachos de carburante en el último mes, respecto a noviembre de 2022 y 2021.

“Para que se den cuenta, en diésel oíl, en noviembre de 2021, despachábamos de YPFB para el consumo 7.214.000 litros, el 2022, en el mismo noviembre, 7.170.000 litros y este año, por todo lo que ha ocurrido en los medios de comunicación y demás, hemos despachado 8.120.000 litros, es decir, casi un millón de litros más que el año pasado, y había colas en las estaciones de servicio”, explicó.

A partir de estos hechos, el presidente llamó a “combatir ese agio y especulación, porque es parte de una campaña de desprestigio al gobierno nacional que, como han visto ustedes, con los datos, estamos haciendo el mejor de los esfuerzos”.

“Esperamos, una vez más, que prime la racionalidad entre los bolivianos y bolivianas, no puede haber estos desvíos que lo único que hacen es generar una sensación equivocada de que no hay la suficiente cantidad de diésel y gasolina”, instó.

Argumentó que, “pese a los precios internacionales” de los carburantes, “estamos haciendo un enorme esfuerzo para garantizar los precios de la canasta familias”, porque el “más damnificado es la gente más humilde, y nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo para que ese poder adquisitivo de las familias nunca empobrezca, sino sigamos mejorando esa calidad de vida”.

“Si nadie especulara, nadie ocultara, no habría agio ni especulación con la gasolina y el diésel, todos volveríamos a la normalidad como lo estábamos”, aseguró.