Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:32

Hijo de Petro acepta colaborar con la Justicia tras ser imputado por lavado de dinero

Las acusaciones son graves porque el lavado de activos tiene una pena de entre 10 y 30 años de cárcel y el de enriquecimiento ilícito de 5 a 10 años.

Captura de pantalla, de un momento de la audiencia pública de imputación de cargos a Nicolás Petro (i), primogénito del presidente colombiano, Gustavo Petro, y su exesposa Daysuris Vásquez (c), en Bogotá./ EFE
Captura de pantalla, de un momento de la audiencia pública de imputación de cargos a Nicolás Petro (i), primogénito del presidente colombiano, Gustavo Petro, y su exesposa Daysuris Vásquez (c), en Bogotá./ EFE
Hijo de Petro acepta colaborar con la Justicia tras ser imputado por lavado de dinero

Nicolás Petro Burgos, hijo mayor del presidente colombiano, Gustavo Petro, aceptó este martes colaborar con la Justicia y revelar hechos de corrupción de los que tiene conocimiento dentro del proceso en el que la Fiscalía le imputó los supuestos delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de servidor público.

Las acusaciones son graves porque el lavado de activos tiene una pena de entre 10 y 30 años de cárcel y el de enriquecimiento ilícito de 5 a 10 años.

La Fiscalía también imputó ante el Juzgado Penal Municipal 74 con funciones de control de garantías a la exesposa de Nicolás Petro, Daysuris Vásquez, arrestada también el pasado sábado, por lavado de activos y violación de datos personales, delito este que es penado con un mínimo de cuatro años y un máximo de ocho.

EVIDENCIAS DE LA FISCALIA

El hijo del presidente fue detenido como parte de una investigación iniciada en marzo pasado por la Fiscalía luego de que su exesposa revelara a la prensa que Nicolás Petro recibió dinero ilegal para la campaña electoral de su padre, que finalmente nunca llegó a su destino pues lo utilizó para incrementar su patrimonio personal.

El caso ganó relevancia el sábado cuando la pareja fue detenida en dos operaciones en Barranquilla y luego fueron trasladados al búnker de la Fiscalía en Bogotá.

En la audiencia de hoy, Petro Burgos aceptó colaborar con la Justicia, aunque no aceptó los cargos que se le imputan.

"Quiero anunciar a Colombia que hemos decidido iniciar un proceso de colaboración donde me referiré a nuevos hechos y situaciones que ayudarán a la Justicia. Lo hago por mi familia y por mi bebé que viene en camino", manifestó Petro Burgos, que es diputado a la Asamblea del Departamento del Atlántico.

Vásquez, que fue quien detonó el escándalo, ya había manifestado su disposición a colaborar con la Justicia para obtener rebaja de penas.

"Ante la contundencia y suficiencia de las pruebas presentadas por el ente investigador, de manera voluntaria los hoy procesados anunciaron a la Fiscalía su voluntad de colaborar con la justicia y brindar información relevante que conduzca a una terminación anticipada del proceso judicial", indicó la Fiscalía en un comunicado.

Por su parte, el fiscal primero delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá, Mario Burgos, que lleva la acusación, pidió que "se le refuerce la seguridad" a Petro Burgos, a su equipo de defensores y a Vásquez.

"No hay ninguna duda de que usted está inmerso en la conducta de enriquecimiento ilícito de servidor público", dijo el fiscal al hijo del presidente en una audiencia en la que cuestionó el origen de su patrimonio.

MILLONES SIN EXPLICACIÓN

Durante la audiencia de imputación se conocieron las millonarias cifras que manejó Petro Burgos en los dos últimos años y que, según la Fiscalía, no tienen sustento pues su salario como diputado regional es de 13 millones de pesos mensuales (unos 3.200 dólares) y no tiene otra fuente de ingresos.

Según el fiscal Burgos, en 2020 el imputado compró una vivienda en la localidad de Tubará (Atlántico) por casi 335 millones de pesos (unos 85.000 dólares de hoy), y en septiembre de 2022 pagó la cuota inicial de otra casa por valor de 696.250.000 pesos (unos 174.000 dólares).

"Daysuris, ya vamos a tener dos casas", dijo en tono sarcástico el fiscal Burgos al referirse a esta situación.

Además, dijo el funcionario, Petro Burgos pagó alquileres en diferentes residencias en las que vivió en ese periodo y en diciembre pasado compró un automóvil Mercedes Benz por 200 millones de pesos (unos 50.000 dólares)

"Nada de eso es de salarios o leasing", dijo el fiscal, quien recordó que en 2022 los ingresos totales de Petro Burgos fueron de 280.331.394 pesos (unos 70.000 dólares de hoy).

En su exposición, el fiscal concluyó que Petro Burgos incremetó su patrimonio en 1.053 millones de pesos (unos 263.000 dólares) que "no son producto de su labor como diputado" por lo que consideró que ese dinero representa "un incremento patrimonial injustificado".

El proceso contra la expareja continuará el próximo jueves 3, luego de que se revise la información que Petro Burgos prometió dar en relación con casos de corrupción.