Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 22:03

Rusia destruyó un depósito de armas de la OTAN y Ucrania mata a 250 rusos

El ministerio ruso de Defensa aseguró que "misiles de crucero Kalibr de alta precisión destruyeron cerca de la localidad de Zolochiv, en la región de Leopolis, un depósito de armas extranjeras suministradas a Ucrania".

Rusia destruyó un depósito de armas de la OTAN y Ucrania mata a 250 rusos

El Ejército ruso afirmó este miércoles que destruyó un depósito de armas suministradas por países de la OTAN en el oeste de Ucrania, en tanto las Fuerzas Armadas de Ucrania anunciaron que mataron a más de 250 soldados de Rusia en combates durante el último día en el este.

El ministerio ruso de Defensa aseguró en un comunicado que "misiles de crucero Kalibr de alta precisión destruyeron cerca de la localidad de Zolochiv, en la región de Leopolis, un depósito de armas extranjeras suministradas a Ucrania por países de la OTAN, concretamente obuses M777 de 155 mm".

Maxim Kozitski, gobernador de la región de Leopolis (oeste de Ucrania, también llamada Lviv), donde se encuentra Zolochiv, dijo en un mensaje de Telegram que la defensa antiaérea ucraniana había derribado un misil ruso sobre la ciudad el martes y que seis personas resultaron levemente heridas en el episodio.

A diferencia del este y el sur de Ucrania, azotados por los combates entre rusos y ucranianos desde hace tres meses y medio, el oeste sólo ha sido blanco de ataques esporádicos por parte de las tropas rusas, que apuntan a instalaciones militares que reciben armamento occidental.

Estados Unidos entregó en las últimas semanas a Ucrania varias baterías de obuses M777, piezas de artillería de última generación utilizadas hasta hace poco por el Ejército estadounidense en Afganistán, reseñó la agencia de noticias AFP.

No obstante, el presidente Volodimir Zelenski exhortó a los occidentales a enviar "más rápido (...) más armas y equipo militar" porque, dijo, "los rusos tienen 10, 100 veces más".

"Sólo hemos recibido un 10%" de las armas que Ucrania "necesita", y sin las cuales "no podremos ganar esta guerra", lamentó por su parte la viceministra de Defensa de Ucrania, Anna Maliar.

No obstante estos mensajes de lamento, las Fuerzas Armadas de Ucrania anunciaron que mataron a más de 250 soldados rusos en combates durante el último día.

De esta manera elevaron a cerca de 32.750 el total de militares rusos muertos desde el inicio de la guerra, el 24 de febrero último, una estadística que Kiev difunde diariamente pero que carece de fundamentos objetivos, de acuerdo con estimaciones de los propios aliados occidentales.

El Estado Mayor del Ejército de Ucrania detalló además -en un mensaje publicado en Facebook y reproducido por la agencia Europa Press-, que hasta ahora han sido destruidos 1.440 carros de combate, 722 sistemas de artillería y 230 lanzacohetes múltiples autopropulsados y blindados.

Según Ucrania, también fueron destruidos 213 aviones, 179 helicópteros, 97 sistemas de defensa antiaérea, 2.485 vehículos y tanques de combustible, trece embarcaciones y 591 drones, mientras que han sido derribados 129 misiles de crucero.

"El enemigo ruso sufrió las mayores pérdidas durante el último día en las direcciones de Bajmut y Severodonetsk", agregó el mensaje, antes de añadir que "los datos están siendo actualizados".

Por otra parte, se señaló en el balance diario de operaciones que "los soldados ucranianos han repelido con éxito los intentos del enemigo de irrumpir en Severodonetsk y Toshkivka, donde continúan los combates", una afirmación contrarrestada por reportes rusos admitidos por el propio Zelenski, según los cuales las tropas invasoras dominan el centro de la preciada ciudad esteña y los combates callejeros se libran en la periferia.