Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00

Rusia rompe consenso del consejo asesor del FMI, que le exige parar la guerra

Sobre Ucrania. EFE
Sobre Ucrania. EFE
Rusia rompe consenso del consejo asesor del FMI, que le exige parar la guerra
Rusia volvió a romper este viernes el consenso del Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC), el órgano que marca la hoja de ruta de las políticas del FMI, mientras todos los demás países le exigieron que ponga fin a la guerra que provocó con la invasión de Ucrania.

La presidenta del IMFC y vicepresidenta primera del Gobierno de España, Nadia Calviño, confirmó en rueda de prensa el "fuerte llamamiento" que los demás países miembros hicieron a Rusia -"mucho más fuerte" que en la reunión de abril, recalcó- para que detenga la invasión y lamentó "profundamente" que este país "haya bloqueado cualquier oportunidad de consenso".

Eso ha evitado que el IMFC se cierre con un comunicado conjunto. Sí se ha publicado una declaración de Calviño que recoge el texto que se esperaba consensuar y que han suscrito todos los demás.

Dicha declaración comienza recordando la condena mayoritaria de Naciones Unidas a la invasión rusa de Ucrania y recalca que la guerra ha tenido "consecuencias humanitarias enormes" y ha provocado "retrocesos" en la economía global de forma directa e indirecta.

En la conferencia de prensa, Calviño dijo que la invasión rusa de Ucrania es el "factor principal" del aumento de la inestabilidad y la incertidumbre mundiales y de la crisis del coste de la vida que afecta a todo el mundo.

"El impacto de la guerra va más allá de las fronteras europeas y muchos países están sufriendo una crisis de inseguridad alimentaria, crisis energética, subidas de precios y riesgos de inestabilidad financiera", dijo.

Y a la pregunta de cuál fue la respuesta de Rusia a este llamamiento se limitó a señalar que "obviamente, Rusia tiene un punto de vista distinto" de la situación.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, repitió por su parte el llamamiento al Gobierno de Vladímir Putin.

"Está muy claro, desde el punto de vista humano, práctico y objetivo, paren la guerra", dijo Georgieva, quien lamentó que todos los países del IMFC estén alineados salvo una sola excepción.

La declaración consensuada por todos los países menos Rusia lamenta que la pandemia primero y la invasión de Ucrania después hayan pesado "significativamente" en la actividad económica y en la vida de los ciudadanos.

Tras repasar los principales problemas de la economía global, advierte de "los riesgos de fragmentación" de esta crisis, que puede golpear sobre todo a los más vulnerables, y por eso defiende "medidas nacionales adecuadas" pero también considera "esencial" la cooperación multilateral para salvaguardar la estabilidad macroeconómica y financiera globales.

El texto coloca como prioridades la lucha contra la inflación y la protección a los más vulnerables y pide a los países que tengan en cuenta dicha protección en sus políticas fiscales mientras defiende la independencia de los bancos centrales en sus decisiones de política monetaria.

También reitera el papel del Fondo para proveer apoyo financiero y a países con problemas y da la bienvenida a iniciativas como el Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad.

En su intervención en la conferencia de prensa, Nadia Calviño aseguró que a pesar de la actual coyuntura hay razones para la "esperanza" y quiso destacar un dato positivo dentro de tanta previsión negativa: el importante aumento del comercio mundial, que se está acercando a los niveles previos a la pandemia.