Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 22:18

Las nuevas armas de Rusia en la guerra en Ucrania: ¿qué son los misiles hipersónicos?

Durante las pruebas, alcanzaron todos sus objetivos a una distancia de hasta 1.000 a 2.000 km. Equipan los aviones de guerra MiG-31.  

Imagen de archivo de un misil Avangard en un campo de entrenamiento. EFE
Imagen de archivo de un misil Avangard en un campo de entrenamiento. EFE
Las nuevas armas de Rusia en la guerra en Ucrania: ¿qué son los misiles hipersónicos?

Rusia está empleando en su ofensiva contra Ucrania parte de su nueva generación de misiles, calificados por Moscú como "invencibles", "hipersónicos", de alcance ilimitado o invisibles al radar, cuatro años después de que fueran presentados por Vladimir Putin. 

Las armas hipersónicas se definen como cualquier cosa que viaje más allá de Mach 5, o sea, cinco veces más rápido que la velocidad del sonido. Es decir, unos 6.100 km/h. Los misiles balísticos intercontinentales superan con creces ese umbral, pero viajan en una trayectoria predecible, lo que hace posible interceptarlos. Las nuevas armas son maniobrables. 

Los actuales sistemas de defensa antimisiles, incluido el sistema Aegis de la Armada de Estados Unidos, tendrían problemas para interceptar esos objetos porque su maniobrabilidad hace que su movimiento sea imprevisible y la velocidad deja poco tiempo para reaccionar. 

Uno de ellos, los misiles hipersónicos Avangard ("vanguardia" en ruso) de Rusia, que son capaces de cambiar de rumbo y altitud a velocidades muy altas, lo que los hace "prácticamente invencibles", según Putin, quien compara el avance científico y militar de su desarrollo "con la creación del primer satélite artificial de la Tierra", el famoso Sputnik.

Probados con éxito en diciembre de 2018, su velocidad alcanzó "Mach 27", o 27 veces la velocidad del sonido, y golpeó un objetivo ubicado a unos 6.000 km de distancia, según el ministerio de Defensa ruso. Esos misiles fueron puestos en servicio en diciembre de 2019.  

Usados por primera vez el viernes por el Ejército ruso, los misiles hipersónicos Kinjal ("daga" en ruso) permitieron la destrucción de un almacén subterráneo de armas en el oeste de Ucrania. 

Este tipo de misiles, muy manejables, pueden sortear a los sistemas de defensa antiaérea, según Moscú. Durante las pruebas, alcanzaron todos sus objetivos a una distancia de hasta 1.000 a 2.000 km. Equipan los aviones de guerra MiG-31.  

Según los expertos, el uso de armamento hipersónico en Ucrania no tiene precedentes. Se supone que el misil balístico pesado intercontinental Sarmat de quinta generación evade las defensas antimisiles.  

Con un peso de más de 200 toneladas, es más eficiente que su predecesor –el misil Voevoda con un alcance de 11.000 km– y "prácticamente no tiene límites en términos de alcance", según Putin, que asegura que sirve incluso para "apuntar a objetivos atravesando tanto el polo norte como el polo sur".