Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de mayo de 2024
  • Actualizado 09:40

Tras su cuarta derrota en la Verde, Costas critica inferiores, habla de dolor e invita a 'seguir'

El argentino, que en lo que va de las Eliminatorias no ha podido sumar un punto con la Selección, observó la formación de los jugadores bolivianos. De todos modos, el DT llamó a continuar trabajando. 
Gustavo Costas, DT de la Verde, en conferencia de prensa. APG
Gustavo Costas, DT de la Verde, en conferencia de prensa. APG
Tras su cuarta derrota en la Verde, Costas critica inferiores, habla de dolor e invita a 'seguir'

Hasta ahora, las cosas no le han salido nada bien a Gustavo Costas. Los números grafican fielmente su presente: cuatro partidos por las Eliminatorias rumbo al Mundial 2026 y cero puntos.

Sin embargo, el argentino quiere invitar a continuar trabajando en busca de buenos resultados.

Claro que el rostro y el tono de voz de Costas en la conferencia de prensa de anoche, tras la caída ante Paraguay (1-0), fueron muy distintos en comparación con los que el estratega mostró en anteriores apariciones, incluso postderrota.

Es que la seguidilla de resultados adversos parece pasarle factura al hombre que sucedió en el cargo al venezolano César Farías y sobre el cual la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ha depositado todas sus fichas.

Después de la caída ante el seleccionado guaraní, Costas reflexionó sobre la importancia de lo físico y notó que la preparación de los jugadores rivales es superior. Además, criticó la formación desde las bases de los bolivianos.

"En lo físico también nos superaron. Nos ganaron constantemente. La parte física es fundamental. Si ves los partidos, nos cuesta en el mano a mano. Los jugadores no son los culpables de no tener la formación que tenían que tener. No tienen casi inferiores y les cuesta", expresó el DT. 

Y reconoció que siente dolor. "Es lo que más nos duele porque en los partidos como contra Argentina, contra Brasil, con Ecuador, los pudimos pelear. Estábamos de locales. Los pudimos igualar a ellos, pero hoy (por anoche) también. Nos sucedió lo mismo. Es muy difícil. Los chicos no tienen la culpa. Corrieron, metieron, pero, bueno. No es la actitud lo que falló, sino el poder manejar la pelota, que no la pudimos manejar tampoco porque ellos nos presionaban y nos ganaban".

De todas maneras, Costas prefiere mirar hacia el horizonte y pensar en un cambio generacional.

"Es un proceso. Tratamos de hacer un cambio generacional también con muchos chicos. Sabemos que nos va a costar. Sabíamos, cuando asumimos, pero, bueno, hay que seguir trabajando y tratar de ir buscando resultados positivos".