Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 23:56

Alemania comienza el año con incidencia al alza y "luz al final del túnel"

Paciente COVID-19 en Alemania. EFE
Paciente COVID-19 en Alemania. EFE
Alemania comienza el año con incidencia al alza y "luz al final del túnel"
Alemania comienza el año con la incidencia al alza por tercer día consecutivo y datos incompletos debido a los días festivos, pero con "luz al final del túnel", según el ministro de Sanidad, Karl Lauterbach.

Así, la incidencia acumulada subió en Alemania a 220,3 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días. frente a 214,9 ayer, 242,9 hace una semana y 442,9 hace un mes, y el pico de 452,4 registrado el pasado 29 de noviembre, el máximo en toda la pandemia.

Las autoridades sanitarias notificaron 26.392 nuevas infecciones en 24 horas y 184 muertos con o por covid-19, frente a 22.214 y 157 hace una semana, mientras la cifra de casos activos ronda los 646.400, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada madrugada.

El RKI advierte no obstante que los datos pueden ser incompletos debido a una menor actividad de testeo y comunicación de casos durante los festivos de Navidad y Año Nuevo, por lo que las cifras ofrecerán estos días sólo una panorámica incompleta de la situación epidemiológica del país.

La tasa acumulada de ingresos en siete días se situaba según el informe del RKI del jueves en 3,15 por cada 100.000 habitantes y la ocupación en las ucis de pacientes con covid-19 era del 19,0 % de las camas disponibles en las unidades de críticos para la población adulta.

Hasta el último día del año, el 74,2 % de la población (61,7 millones de personas) había sido vacunado, el 71,2 % (59,2 millones) con la pauta completa, mientras el 38,7 % (32,2 millones) había recibido ya una dosis de refuerzo.

Actualmente 21,5 millones de personas -el 25,8 % de la población- todavía no están vacunadas; 4 millones son menores de cuatro años -el 4,8 %-, para los cuales aún no hay una vacuna.

En tanto, el ministro de Sanidad se mostró optimista de cara a 2022 y dijo en una conexión por vídeo durante el espectáculo de fin de año ante la Puerta de Brandeburgo ver "luz al final del túnel" ante la posibilidad de que el coronavirus pase a ser endémico.

Lauterbach señaló que la variante ómicron vuelve a representar un complicado desafío, pero puntualizó que todo parece indicar que esta variante es algo menos peligrosa" que la delta, al menos para las personas inmunizadas.

Ya el virólogo de referencia y asesor del gobierno, Christian Drosten, había indicado que mirar hacia Sudáfrica "es seguro una mirada hacia el futuro, hacia una situación endémica, que se está estableciendo allí", aunque advirtió de que Alemania "todavía está bastante lejos" de encontrarse en el mismo lugar.

Lauterbach dijo compartir la opinión de Drosten en cuanto a estar en un futuro en la misma situación que Sudáfrica, "pero sólo es una posibilidad, no es una certeza", matizó.