Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:36

Brigada habilita audiencias “reservadas” para recibir denuncias de abusos cometidos por la Iglesia

La diputada por el MAS, Pamela Terrazas, informó que solicitarán a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) la conformación de una “comisión especial” para frenar los abusos.

El cura pederasta junto a colegas y amigos./ ABI
El cura pederasta junto a colegas y amigos. / ABI
Brigada habilita audiencias “reservadas” para recibir denuncias de abusos cometidos por la Iglesia

La Brigada Parlamentaria de Cochabamba habilitará audiencias para recibir las denuncias de las víctimas de agresiones físicas, sexuales y psicológicas cometidos por sacerdotes, como el jesuita español Alfonso “Pica” Pedrajas, o monjas de la Iglesia.    

“En mi calidad de autoridad nacional fiscalizadora vamos a recepcionar audiencias para que podamos recibir a algunas personas, con carácter reservando, preservando su identidad, de todas las irregularidades que tengan que ver con personas de la Iglesia, sacerdotes y monjas”, informó la diputada por la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Pamela Terrazas.

La legisladora detalló que la recepción de denuncias abarca desde agresiones físicas, psicológicas y sexuales hasta las concernientes al tráfico de tierras, estafa e incluso avasallamientos, realizadas por miembros de la Iglesia.

CURA PEDERASTA

El 29 de abril, el diario español El País publicó una investigación periodista, donde reveló que el cura Pedrajas abusó a más de 80 menores de edad, durante su función sacerdotal en Perú, Ecuador y Bolivia. 

El sacerdote jesuita habría relatado los vejámenes en un diario personal, titulado Historia, el cual fue entregado al diario español por su propio sobrino. Desde entonces, la noticia ha despertado una ola de reacciones de protesta e indignación en Bolivia.

LAMENTAN COMPLICIDAD

Terrazas lamentó, al respecto, el “silencio y la complicidad” de la Compañía de Jesús y la Iglesia Católica. Recordó que los delitos cometidos por religiosos o religiosas no pueden ser protegidos, “ni siquiera bajo el secreto de confesión”.

Ante ello, informó que solicitarán a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), la conformación de una comisión especial para frenar los abusos.