Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 04 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:01

Buena Noche

Registran 62 casos de violencia y crímenes contra comunidad LGTBIQ

La activista Chantal Cuéllar en el programa Buena Noche de OPINIÓN.La activista por los derechos humanos de la población Trans en Bolivia, Chantal Cuéllar, expresó, en el programa Buena Noche de OPINIÓN, su preocupación por los casos de violencia a la comunidad de personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y Queer (LGTBIQ). 

A propósito del asesinato de Alessandra, la joven transexual hallada sin vida en la habitación 101 de un hostal céntrico de Cochabamba, recordó otros hechos de violencia a miembros de los colectivos.

Señaló que dos mujeres trans fueron agredidas hasta la muerte el año pasado en la ciudad de El Alto.

Añadió que las organizaciones tienen un registro de aproximadamente 62 casos de violencia y crímenes en contra de la población LGTBIQ; solo uno tiene sentencia ejecutoriada y es por la muerte de una mujer transexual.

Asimismo, indicó que un 90% de la población trans ejerce el trabajo sexual debido a la falta de oportunidades.

Comentó que muchos jóvenes, miembros de los colectivos, tiene sueños y anhelan concluir una carrera, pero tropiezan con prejuicios, discriminación y hostigamiento. Del mismo modo, muchas tienen problemas a la hora de conseguir un trabajo debido a que las instituciones o empresas “desconfían” tras verificar los documentos personales donde figura un nombre de varón, pero su apariencia es de una mujer.

Otro de los problemas por los que atraviesan es la falta de apoyo, en muchos casos, de su familia. Por eso, algunas mujeres transexuales se ven obligadas a abandonar su hogar y al no encontrar trabajo ejercen el trabajo sexual siendo uno de los más peligroso, señaló la activista.

Cuéllar considera que el Estado debería implementar políticas públicas de inclusión para que el trabajo sexual no sea la única opción de las mujeres transexuales.

En ese sentido, los colectivos piden justicia por la muerte de Alessandra, de 19 años, quien llegó cuatro días antes de su muerte a Cochabamba; ella vivía en Montero. Sus familiares no pudieron completar los trámites necesarios para que su cuerpo sea trasladado hasta Santa Cruz.

El presunto asesino está siendo buscado por los efectivos policiales. Él habría estado en la habitación de la víctima durante una hora y 20 minutos; en ese tiempo le quitó la vida estrangulándola con el cable de una plancha de cabello.

Los miembros de la comunidad LGTBIQ exigen que se dé con el paradero del autor del crimen y que sea sentenciado con la pena máxima.

Finalmente, Cuéllar pidió a las autoridades trabajar en la inclusión y promover talleres o encuentros donde se brinde información a la población porque considera que la intolerancia, odio y discriminación es por la desinformación sobre los derechos sexuales, reproductivos y las diversidades sexuales. Por eso, es que muchas transexuales sufren violencia primero en su propio hogar. 

También lamentó que algunos “líderes” los califiquen de “anormales, enfermos o personas que deben ser encaminadas por Dios” porque, en su criterio, algunas personas se apropian de esos discursos que terminan siendo peligrosos.

Registran 62 casos de violencia y crímenes contra comunidad LGTBIQ