Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:35

La Trinchera, el toque militar en las carnes a la parrilla

El propietario, que es subteniente de reserva, ofrece el corte tomahawk, pique parrillero y matambre a la pizza, entre otros. En el lugar, tienen un espacio de airsoft para disparar.     

Sadrac Justiniano, apoyado en su esposa, Katherine Arias, decidió abrir La Trinchera, un restaurante temático especializado en carnes asadas. NOÉ PORTUGAL
Sadrac Justiniano, apoyado en su esposa, Katherine Arias, decidió abrir La Trinchera, un restaurante temático especializado en carnes asadas. NOÉ PORTUGAL
La Trinchera, el toque militar en las carnes a la parrilla

Como una forma de combinar su herencia militar y su gusto por la parrilla, Sadrac Justiniano, apoyado en su esposa, Katherine Arias, decidió abrir La Trinchera, un restaurante temático especializado en carnes asadas. 

El emprendimiento surgió hace poco inspirado en la vida de Justiniano, quien es subteniente de reserva y tiene un amplio conocimiento sobre la vida militar ya que su abuelo combatió en la Guerra del Chaco y su papá era suboficial del Ejército. “Decidí ‘atrincherarme’ en algo que me gusta. Durante este tiempo, los fines de semana, junto con mi esposa, realizábamos carnes a la parrilla. Probamos todos los tipos de carnes”, cuenta Justiniano.   

La Trinchera tiene como pieza estrella el tomahawk, que es un corte de res que emula un hacha. También ofrecen el pique parrillero hecho con cinco tipos de carne (res, pollo, cerdo, chorizo y antichucho) a la parrilla; el matambre a la pizza; y el asado de tira, picaña y bife chorizo, entre otros. 

Para aquellos que buscan algo más liviano, ofrecen la línea fitness, que incluye lomo cocido con aceite de oliva, quinua y ensaladas. 

Asimismo, tienen hamburguesas a la parrilla y sándwi-ches de carne ahumada de cerdo, pollo y res, o la opción de emparedado cubano hecho de jamón, queso, mostaza y mantequilla. 

También tienen a disposición del cliente tres líneas de almuerzos: el regular, el fitness y el parrillero. 

Por otro lado, para completar la experiencia, el matrimonio habilitó un espacio para hacer airsoft, el juego que consiste en disparar con réplicas de armas reales. “Son como juguetes, pero muy similares a un arma real en peso y precisión, lo que permite a los clientes vivir la sensación de disparar un arma sin que sea riesgoso”, afirma Justiniano. 

Explica que no hay ningún peligro porque se usan balines de plástico biodegradable. Pero, pese a eso, se encargan de asesorar a las personas para evitar cualquier mala   manipulación. 

La ambientación está llena de objetos militares y representaciones de la Guerra del Chaco. El propietario cuenta que rescató cosas de su abuelo y de su papá.

La Trinchera está ubicada en la calle Néstor Morales entre Ramón Rivero y Aniceto Arce. Abre sus puertas de lunes a domingo, de 12:00 a 15:00, y de martes a sábado, de 12:00 a 15:00 y de 17:00 a 21:00. Se pueden hacer pedidos al 69469264.