Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 12:57

T’anta Mila, panadería de masa madre con sabor a familia

El emprendimiento ofrece una variedad de panes hechos de masa madre, entre los que destacan marraquetas, baguettes y otros de hasta 1 kilo. También reciben pedidos especiales de panetones y panes de chocolate, camote y papa. 

Camila Mariscal es la creadora de la marca. Con una herencia familiar ligada a la repostería. NOÉ PORTUGAL-T’ANTA MILA
Camila Mariscal es la creadora de la marca. Con una herencia familiar ligada a la repostería. NOÉ PORTUGAL-T’ANTA MILA
T’anta Mila, panadería de masa madre con sabor a familia

Un proceso de elaboración minucioso, una maduración lenta y un buen resultado para la salud es lo que ofrecen los panes de masa madre de T’anta Mila, un emprendimiento que nació en pandemia y se consolidó como una alternativa diferente para disfrutar la panadería. 

Camila Mariscal es la creadora de la marca. Con una herencia familiar ligada a la repostería, eligió estudiar Gastronomía, en Argentina. En el proceso se fue decantando por la panadería. 

Cuando la pandemia obligó a las personas a permanecer en sus casas, Camila volvió a Cochabamba y decidió probar preparaciones con masa madre. El resultado fue T’anta Mila. 

El emprendimiento ofrece marraquetas, baguettes, golozas –pan tipo marraqueta de ½ kilo–, pan humile –de 1 kilo- y panes para sándwich. 

Los panes de masa madre brindan una serie de beneficios, como mejorar la digestión, no tienen químicos, tienen bajo índice glucémico y se conservan de manera natural por más tiempo, entre muchos más. 

“Al ser un pan de lenta fermentación, dura mucho más y es como un pan pre digerido, no te causa tanta acidez”, explica Camila.

La preparación es lenta. Luego de elaborar la masa, se deja reposar durante varias horas y recién se hornea al día siguiente. 

La variedad de T’anta Mila es amplia y no están cerrados a recibir pedidos especiales. Camila cuenta que muchas veces elaboró panes con locoto, queso, chocolate y otros ingredientes más. Por ejemplo, destacan sus panes de papa y camote para sándwiches, que tienen una larga duración.  

En Navidad también ofrecen panetón, babka y otras masas más de la época.

“La gente quedaba sorprendida por el tamaño del pan. Y poco a poco se fue difundiendo de boca en boca”, cuenta la joven propietaria. 

T’anta Mila abre de martes a sábado, desde las 10:00 hasta acabar stock. Están ubicados en el pasaje Portales en las instalaciones de La Abuelita Ruth. Pedidos al 60389964.