Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:32

¿Olimpiadas verdes? el plan para bajar el impacto ambiental de Tokio 2021

Los organizadores de los Juegos Olímpicos se comprometieron a priorizar la sostenibilidad utilizando energía renovable y dando medallas de material reciclado, entre otras medidas. 

Tokio 2021 dejará una huella en el planeta. SPORTS
Tokio 2021 dejará una huella en el planeta. SPORTS
¿Olimpiadas verdes? el plan para bajar el impacto ambiental de Tokio 2021

Tokio 2021, que ya comenzó este viernes y concluirá el 8 de agosto, dejará una huella en el planeta, como todos los grandes eventos globales. Eso es inevitable. Pero, este año, los organizadores olímpicos se comprometieron a priorizar la sostenibilidad en los Juegos Olímpicos para demostrar que un país como Japón, un gran emisor de carbono, puede trabajar por un futuro más verde.

Sus iniciativas incluyen amoblar la Villa Olímpica con camas de cartón reciclable, utilizar electricidad de fuentes renovables y minimizar los desechos en las competencias.

El último cálculo oficial de la huella de carbono de los Juegos de Tokio excede lo que emiten algunos países como Montenegro en un año. La cifra incluye 2.7 millones de toneladas de CO2 generadas por la construcción o renovación de sitios y otras infraestructuras.

Pero no contempla la prohibición de la llegada de espectadores extranjeros para evitar contagios de COVID-19. Cuando se excluyen las emisiones por viajes aéreos y alojamientos, la huella total deberá caer en unas 340.000 toneladas diarias de CO2, según los organizadores. La evaluación final será publicada tras la conclusión de los Juegos.

El total de emisiones ya es más baja que el de los Juegos de Río de Janeiro o de Londres, mientras que París se fijó una meta aún más ambiciosa de 1.5 millones de toneladas para las justas de 2024.

Tokio 2021 también piensa compensar su huella con la compra de créditos de carbono, que financian proyectos locales dirigidos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero equivalente a unos 4.38 millones de toneladas de CO2.

Pero esos programas son polémicos. Algunos activistas acusan a grandes empresas de pagar por un arreglo rápido en lugar de buscar una reforma profunda de sus operaciones, y algunos proyectos de compensación no alcanzan sus metas.

ELECTRICIDAD RENOVABLE

Los organizadores de los Juegos se fijaron la meta de usar 100% de electricidad renovable en los sitios olímpicos durante las competencias. Sin embargo, solo de 30% a 35% de esta energía vendrá directamente de fuentes verdes, principalmente solar y biocombustibles, dijo a AFP un portavoz de Tokio 2021. 

“Las sedes que no pueden adquirir electricidad renovable de las empresas locales convertirán su energía no renovable en renovable median-te la compra de certificados de energía verde”, indicaron los organizadores.

Estos créditos certifican que la misma cantidad de energía limpia fue inyectada a la matriz eléctrica del país, o que una cantidad equivalente ha sido ahorrada mediante la renovación de casas en Tokio para hacerlas más eficientes.

REUTILIZAR Y RECICLAR

Los organizadores de Tokio 2021 dicen que “continúan trabajando para asegurar que 99% de los bienes adquiridos para los Juegos sean reutilizados o reciclados”. También intentarán alquilar bienes cuando sea posible o vender los que adquieran nuevos.

El alcance de esta meta es limitado, debido a que se refiere en general a muebles para la  Villa Olímpica, oficinas y equipos de telecomunicaciones para las operaciones de los Juegos.

Algunos artículos fueron diseñados para ser reciclados, como las camas de la Villa Olímpica, hechas con cartón reforzado. Los podios serán de plástico descartado. Asimismo, las medallas de las Olimpiadas son únicas en su especie. Serán las primeras hechas a base de materiales reciclados. Para su elaboración se utilizaron 78.985 toneladas de equipos eléctricos, de estos, 6.21 millones eran celulares.

MANEJO DE DESECHOS

Con los espectadores ausentes de casi todos los eventos de las Olimpiadas, para evitar contagios de coronavirus, hay menos preocupación por las montañas de desechos dejados por las grandes multitudes.

Los organizadores se fijaron la meta de reutilizar o reciclar 65% de los desechos generados en las competencias. Habrá receptáculos dife-renciados en las sedes y la Villa Olímpica para botellas, latas, papel y alimentos descartados.

La basura no reciclable será usada para gene-rar energía de biomasa.