Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:18

Lliphik, el primer destello de luz de Carla Quiroga

La nueva colección de la diseñadora fusiona tejidos hechos a mano de diferentes materiales, realza las tradiciones bolivianas y marca el inicio de un nuevo ciclo en la vida. Los colores vivos marcan la tendencia.    

Lliphik, el primer destello de luz de Carla Quiroga. ARIANA ZABALAGA
Lliphik, el primer destello de luz de Carla Quiroga. ARIANA ZABALAGA
Lliphik, el primer destello de luz de Carla Quiroga

La conjunción entre diseños versátiles, telas originarias y conceptos arraigados en las tradiciones bolivianas es parte de cada prenda de la colección Lliphik, de la diseñadora Carla Quiroga. 

Esta nueva cápsula creativa, que en la dulzura quechua significa ''el momento del primer destello de luz'', busca dar esperanza y mostrar el inicio de un nuevo ciclo en la vida de las personas y en el camino de la reconocida diseñadora. 

La mezcla de materiales tejidos a crochet, como el algodón y la cinta “comúnmente utilizada por nuestras cholas”, al igual que los colores verde vivo, lavanda, menta, naranja, mostaza y durazno predominan en la colección Lliphik, describe Quiroga. 

“Pensamos en la versatilidad y la comodidad de los diseños. La silueta es lánguida, con transparencias gracias a los puntos tejidos”, explica. 

Todas las prendas de la diseñadora son únicas, pero entre las mas icónicas están los vestidos con flecos tejidos íntegramente con crochet, al igual que los pantalones anchos en tonos vivos. 

Una de las características de la   marca Carla Quiroga es su íntimo trabajo con tejedoras de Cochabamba y de La Paz, quienes explotan su imaginación al crear prendas con conceptos que van más allá del simple estilo. “Trabajar mano a mano con los artesanos es una sorpresa siempre, ya que es un ida y vuelta en el diseño, en materializar el papel en lo físico, además que lleva su tiempo y a veces pueden cambiar las cosas durante el proceso”, sostiene Quiroga. 

Debido a esta relación cercana, el tejido lleno de detalles es parte esencial de la marca y lo que los clientes destacan y reconocen. “Ahora está muy de moda el 'knitwear', pero mucho antes nosotros trabajamos en realzar el trabajo artesanal, a mano, en tejido con distintos hilos y materiales”. 

En este 2022, como en los años   anteriores, la tendencia retro predominará. Carla asegura que el estilo de los años 90 impondrá moda los siguientes meses. 

En cuanto al reto que supone diseñar en Bolivia, la creativa llama a tomar consciencia sobre la importancia de resaltar la labor nacional. “Seguimos luchando contra la ropa de contrabando o ropa usada, que está matando nuestro legado de tejidos, bordados y confección. Somos tan afortunados de tener manos tan creativas que si el colectivo del país no entiende la importancia de consumir local, nuestros oficios están en riesgo de extinguirse. Y no solo oficios, sino también trajes, tipos e identidad boliviana”, resalta Quiroga.

Todas las prendas de la marca se  pueden encontrar en redes sociales: Instagram y Facebook como Carla Quiroga Oficial. También en su página web www.carlaquiroga.com y en su tienda en Cochabamba ubicada en el Paseo Aranjuez.