Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 16:17

Isabel Rehfeldt, la magnífica que inspira una vida sana

Isabel Rehfeldt, la magnífica que inspira una vida sana. RAÚL RAMÍREZ
Isabel Rehfeldt, la magnífica que inspira una vida sana. RAÚL RAMÍREZ
Isabel Rehfeldt, la magnífica que inspira una vida sana

Hace poco, Isabel Rehfeldt fue coronada como la azafata más hermosa de la Feria Internacional de Cochabamba 2022. Y aunque era la primera vez que participaba de la muestra comercial, su carrera como modelo empezó mucho antes, y su gusto por enseñar a llevar una vida saludable, también.  

Isabel es administradora de empresas de profesión. Esto la motivó a crear su propio negocio inspirado en lo que le apasiona, el entrenamiento físico. Actualmente, está desarrollando una plataforma fitness y un cáterin de comida saludable dirigido a deportistas o a quienes busquen una alimentación más sana. El objetivo es que ambos emprendimientos se complementen entre sí, al igual de su carrera y su trabajo como modelo. 

Isabel lleva un estilo de vida fitness, que muestra, comparte y enseña a través de sus redes sociales. Sostiene que la preparación física debe estar de la mano de un     bienestar mental. “Quiero dirigirme a las chicas con la idea de mostrarles que pueden estar en la versión que ellas quieren sin necesidad de sufrir con la alimentación o    hacer dietas rígidas. La clave es la disciplina”, afirma. 

Enfatiza que la actividad física va más allá de lo estético. Ella lo sabe muy bien. Es amante del ballet. Comenzó a practicarlo cuando era niña y siguió hasta la juventud en varias academias. 

Mientras vivía en Santa Cruz, donde se mudó por el trabajo de su esposo, empezó a practicar crossfit, actividad que continúa haciendo de la mano del entrenamiento funcional. 

En el ámbito del modelaje, empezó a sus 12 años junto a la marca Hering. Le siguieron otras producciones y su participación en el concurso Él y Ella, donde ganó el título. Pero fue hasta 2017 que recibió la propuesta de integrar el staff Las Magníficas de Pablo Manzoni y fortaleció su carrera como modelo. 

Isabel cuenta que todo se acomodó de manera natural. Ella quería ser parte del Bolivia Moda y tocó puertas hasta recibir la propuesta de Manzoni. 

Describe que entiende el modelaje como un trabajo retador en el que se asume como alguien que tiene un valor propio sin compararse con otras personas. “Si quieres formar parte de este mundo tienes que saber que una tiene que estar muy segura de lo que es. Es difícil, pero al final, lo que tiene que vencer es tu seguridad y saber que si estás ahí es porque eres parte de algo”, sostiene.

Isabel está casada con Francisco Rodríguez, jugador de fútbol del equipo Wilstermann, con quien se complementa en el estilo de vida saludable y el gusto por el deporte. 

De una familia numerosa compuesta por sus padres y cinco hermanos, afirma que mantiene lazos muy sólidos con sus seres queridos. “Entre nosotros jamás existe un no, cuando el otro te necesita, dejas todo para ayudarlo. Mis hermanos y mis papás son todo en mi vida”. 

Isabel no le teme a los concursos de belleza. De hecho, luego de ganar el Miss Feria la pregunta casi obligatoria fue si iba a participar en el Miss Cochabamba. Pero, pese a que lo desearía, explica que no puede porque está casada y la soltería es un requisito para Promociones Gloria, algo que cuestiona, mucho más en esta época en la que los prejuicios se están derribando.

Sus proyectos futuros están relacionados a consolidar su independencia a través de su trabajo. Con una sonrisa  amable y cálida sostiene que lo mejor está por venir.