Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 06:36

Los empleos verdes más solicitados en el mundo

Aquellas carreras relacionadas a las energías renovables y agroforestal son las favoritas. México, Ecuador, Argentina y Brasil son los países que más apoyan estos trabajos en América Latina. 
Los empleos verdes más solicitados en el mundo

El trabajador que instala un panel solar o una turbina de viento tiene un empleo verde, es verdad. Pero también es cierto que hay muchos más trabajos que protegen al medioambiente y a veces quedan fuera del radar, como aquellos que mejoran los procesos industriales, reducen el nivel de desechos o mejoran la calidad de la construcción de edificios.

Al final de cuentas, hay empleos verdes en áreas tan distintas como la ingeniería, la ciencia, la albañilería, la manufactura o el desarrollo de tecnologías. Por ejemplo, para fabricar un auto eléctrico se requiere alguien que lo diseñe, otro que lo construya, otro que lo mantenga, otro que lo repare, y así, hay una larga cadena productiva que necesita personal especializado.

"Habrá más empleos verdes en el futuro, pero van a requerir que los trabajadores desarrollen nuevas habilidades", dice Akanksha Khatri, jefa de la Agenda para la Acción sobre la Naturaleza del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Serán trabajos competitivos en el mercado, agrega, porque se han vuelto cada vez más rentables y en muchos países las empresas verdes reciben subsidios del Estado.

La organización proyecta que se crearán 395 millones de empleos verdes de aquí a 2030 y que el sector generará un volumen de negocios cercano a los 10 billones de dólares, siempre que las empresas y los gobiernos continúen apostando por este tipo de desarrollo.

¿Qué sectores concentran la mayor demanda de este tipo de trabajo en la actualidad? El agroforestal y el de las energías renovables, según Khatri. Y en la medida que se expanda la economía circular —que busca reducir, reutilizar y reciclar— habrá nuevas oportunidades laborales ahí, apunta la especialista.

Lo mismo ocurrirá en las economías emergentes que están desarrollando proyectos de infraestructura que, si ayudan a mitigar el impacto ambiental, van a requerir planificadores, ingenieros, arquitectos, diseñadores, contratistas, albañiles y todos los que intervienen en la cadena productiva.

Según el sitio web The Balance Careers —dedicado a entregar información práctica para quienes buscan trabajo o quieren desa-rrollar su carrera—, estos 10 empleos verdes tienen alta demanda en el mercado laboral     internacional:

1. Director de sustentabilidad. Es la persona responsable de las políticas ambientales de una empresa.

2. Constructor de edificios sustentables. Es un empleo abierto para ingenieros, arquitectos, diseñadores y otros profesionales vinculados a la construcción sustentable de edificios.

3. Abogado medioambiental. Asesora a sus clientes en temas relacionados con la calidad del aire y el agua o los desechos.

4. Geocientífico. Estudia la composición de los suelos y los recursos naturales. Pueden trabajar junto a científicos medioambientales.

5. Ingeniero medioambiental. Asesora a go-biernos y empresas privadas sobre las mejores formas de minimizar el impacto ambiental de sus proyectos.

6. Hidrólogo. Estudia la disponibilidad y la ca-lidad del agua, recopila datos y formula planes para mejorar el recurso.

7. Científico medioambiental. Trabaja para agencias de gobierno, firmas consultoras o empresas, utilizando su conocimiento para la toma de decisiones que afectan al medioambiente, las personas o los animales.

8. Agricultor urbano. Utiliza o crea espacios verdes en lotes baldíos, patios traseros o azoteas de edificios.

9. Científico conservacionista. Recopila y analiza datos para ayudar a administrar parques y bosques y proteger el medio ambiente, evitando causar daño a las especies nativas, los suelos y el agua.

10. Planificador urbano. La mayor parte de los planificadores urbanos trabajan para los gobiernos. Es la persona encargada de diseñar programas de uso de la tierra para crear y expandir comunidades.

¿QUÉ PASA EN AMÉRICA LATINA?

Ana Sánchez, especialista en empleos verdes para América Latina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dice que en la región hay al menos cuatro países que destacan en la creación de empleos verdes.

Se trata de México (con 56.000 puestos de trabajo), Ecuador (con 44.000), Argentina (con 15.000), y Brasil con casi 1.158.000 empleos verdes en varios sectores, como el de biocombustibles, energía solar y reconversión de buses. El sector de las energías renovables es donde más aumentó las inversiones. Entre     ellas está la energía solar; la eólica, la hidráulica, la geotérmica y los biocombustibles.

Una cosa importante que ha ayudado a su expansión es que su costo está disminuyendo. "Las tecnologías utilizadas por las energías renovables son más baratas que las que usan los combustibles fósiles", asegura Adrien Vogt-Schilb, economista senior de la División de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

También ha crecido la generación de empleo en sectores como la agricultura sustentable y la producción de alimentos procedentes de plantas, además de la silvicultura, la construcción y la manufactura.

"La transición hacia una economía de cero emisiones netas de carbono podría crear 15 millones de nuevos empleos en América Latina para 2030", apunta Vogt-Schilb.

¿CÓMO SE PUEDE PREPARAR LA GENTE?

Ana Sánchez de la OIT dice que lo ideal es que la persona interesada en el desarrollo sustentable escoja primero qué tipo de trabajo le gusta y luego busque una especialización verde dentro de la carrera.

Al que le agrada el derecho, puede convertirse en un abogado especializado en medioambiente, o el que prefiere la arquitectura, puede enfocar su carrera hacia la edificación verde. "Lo primero es formarse. Lo segundo es buscar qué tipo de apoyos hay en tu país para los emprendedores verdes", explica. 

Y a nivel global, lo que recomienda Akanksha Khatri del WEF, es que los gobiernos impulsen las escuelas vocacionales, para que sean tan competitivas como las universidades tradicionales.

En un mercado laboral que exige a los trabajadores una formación continua, no basta con tener un título. Lo más valorado por las empresas, agrega, es el entrenamiento constante en el mismo ambiente laboral, sumando habilidades nuevas o desarrollando las que ya se tienen.l