Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 01:28

Dormir bajo el mar: los 6 mejores hoteles submarinos del mundo

Desde Islas Maldivas a Zanzíbar o Dubai, estos hoteles fueron diseñados para vivir una experiencia diferente. Aquí una ruta de los alojamientos imperdibles del planeta.

Dormir bajo el mar- los 6 mejores hoteles submarinos del mundo. INFOBAE-PINTEREST
Dormir bajo el mar- los 6 mejores hoteles submarinos del mundo. INFOBAE-PINTEREST
Dormir bajo el mar: los 6 mejores hoteles submarinos del mundo

Como un Poseidón de estos tiempos, el viajero exótico busca altares a los que rendirse extasiado por las bellezas impensables. Estos hoteles ofrecen una mirada única a la vida marina y proponen desde habitaciones, clubes y spas submarinos, hasta restaurantes sumergidos para ver cara a cara a los peces. ¿Qué pensará la fauna marina al ver a los turistas excéntricos del otro lado del cristal?

1. EL OASIS DEL OCÉANO

El Manta Resort es un sitio romántico en Zanzíbar, que tiene una serie de alojamientos de lujo para ofrecer a los viajeros un retiro mientras exploran este pintoresco oasis en la isla. Sin embargo, es mejor conocido por su sala submarina de tres niveles.

Apagar el mundo electrónico y entrar en uno completamente diferente, no como un turista, sino como un ser humano sensible con necesidades simples: sol, aire fresco y perfumado, comida natural, una cama impecable y cómoda y una compañía amigable. Todo se encuentra al lado de un bosque primitivo y ubicado en un terreno elevado con vistas a las aguas más puras y turquesas que te dejarán sin aliento.

Un fondo que esconde secretos del tipo más exquisito: arrecifes de coral vírgenes que están bordeados por la  arena blanca y suave. Este es Manta, un tesoro escondido en una isla remota, donde se puede sentir la simplicidad de una cultura tradicional de la isla Swahili que ha evolucionado naturalmente, y la paz y la tranquilidad.

2. EL ACUARIO DEL MUNDO

Resorts World Sentosa, que se encuentra en la isla de Singapur, alberga uno de los acuarios más grandes del mundo. Cuenta con seis hoteles separados, cada uno con su propia temática, así como 1.500 habitaciones individuales para visitantes.

Para los amantes de la playa, Beach Villas ofrece una gran escena de luna de miel. Para los seguidores del arte, el Hotel Michael adornado con murales es una gran pieza de debate. Para la nostalgia y el amor por el rock and roll, el Hard Rock Hotel Singapore es difícil de superar. Para   la familia, el Festive Hotel tiene algo para todos.

Las selvas tropicales merecen su propia suite, por lo que está el hotel Equarius, situado en la periferia de las selvas tropicales, ideal para los amantes de la naturaleza. La Crockfords Tower es para el huésped que espera lo más alto en lujo y decoración moderna, mientras que Ocean Suites le brinda una impresionante vista desde la habitación del acuario más grande del mundo. Por último, los Treetop Lofts se ubican a 12 metros sobre el suelo, lo que le brinda la expe-riencia de la casa del árbol.

3. EL JARDÍN DE LAS DELICIAS

Niyama, en las Islas Maldivas, es definido como un hotel de delicias epicúreas. Epicuro fue un filósofo griego que defendía la vida en comunidad y la amistad. Estaba particularmente interesado en maximizar el placer.

Tiene todo lo que se pueda pensar en términos de lujo más reciente. El club acoge a algunos nombres importantes de la industria de la música y está bajo el agua, con peces nadando a través de las ventanas.

Un entorno privado para experiencias íntimas y únicas. Con las islas gemelas Play (jugar) y Chill (relajación). En Play todo está listo para divertirse sobre las copas de los árboles oteando en el horizonte infinito. Chill es el sitio para el momento tranquilo dentro del refugio de Drift Spa. 

4. COMO UNA BRAZADA MARINA

Atlantis The Palm, en Dubái, es un 5 estrellas de un lujo que aturde. Fue diseñado con influencias árabes y occidentales y es el hogar de uno de los mejores parques acuáticos del mundo, hacia el cual dan gran parte de las aberturas de las instalaciones comunes y las habitaciones. Cubre 45 hectáreas y tiene 1.539 habitaciones. Hay una bahía de delfines para nadar con mamíferos marinos, y tiene un enorme acuario que solía ser el hogar de un tiburón ballena de 11 toneladas.

Los restaurantes ofrecen cocina galardonada en  todo el mundo. Para las familias, el parque acuático Aquaventure cuenta con el famoso tobogán Leap of Faith, una espeluznante atracción de 61 metros. Además, hay un teatro, viajes de buceo y paseos en bote. Es un lugar donde la imaginación es el único límite.

5. LA POSADA 

Este modesto hotel submarino se encuentra en Suecia. Cuando el viajante se despierte en el Utter Inn pensará que todavía está soñando. Después de todo, los peces no deberían nadar más allá de su ventana, ¿y esa nube es en realidad una medusa? ¿Qué está pasando aquí? Entonces recuerda que reservó una habitación en el inusual hotel submarino del artista sueco Mikael Genberg.

La entrada sobre el agua se parece a una casa tradicional sueca, excepto que está en medio de un lago. Se pueden pasar los días en el exclusivo Utter Inn nadando en las aguas cristalinas o remando en una canoa hasta una isla deshabitada para una sensación de pura privacidad. Este es sin duda un lugar para estar solo o pasar tiempo de calidad con las personas cercanas.

6. SOLO PARA BUCEADORES 

Este hotel submarino de Cayo Largo, Estados Unidos, tiene una estipulación única para quedarse: se debe poder bucear 6 metros para llegar a esta morada submarina. Si no se es un buceador certificado, se debe esperar a pasar un par de horas en un curso de buceo antes de poder dirigirse al destino.

Hay un apartamento completo de dos dormitorios bajo el mar, unido al lecho marino mediante estructuras en una laguna protegida. Lleva el nombre de Julio Verne en honor a su obra maestra “Veinte mil leguas de viaje submarino”.