Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 23 de abril de 2024
  • Actualizado 13:20

Cinco beneficios desconocidos de la remolacha

Este tubérculo es cotizado por deportistas porque brinda una serie de beneficios para aumentar el rendimiento. También es un aliado contra los problemas relacionados a la presión arterial.

Cinco beneficios desconocidos de la remolacha./ FORUM
Cinco beneficios desconocidos de la remolacha./ FORUM
Cinco beneficios desconocidos de la remolacha

¿Quieres potenciar tu entrenamiento? Cualquiera que sea tu nivel de salud y estado físico, la remolacha podría ser la respuesta. Sí, esta raíz tuberosa puede mejorar tu resistencia e incluso ayudarte a correr más rápido.

Pero hay muchos más beneficios: desde ayudar a reducir la presión arterial hasta mantener nuestro cerebro sano a medida que envejecemos.

Desde la Antigua Grecia se sabía que este alimento es bueno para nuestro organismo. Pero ahora, nuevas pruebas empiezan a revelar los extraordinarios beneficios de este vegetal y por qué deberíamos incluirlo en nuestra dieta.

1. El poder antioxidante de las betalaínas 

Los pigmentos naturales que dan a la remolacha su color oscuro y fuerte se llaman betalaínas y tienen un alto poder antioxidante. 

Hace unos años, una investigación realizada en Italia demostró que son capaces de matar células de cáncer de colon, al menos en estudios de laboratorio.

Pero las betalaínas no son el único ingrediente mágico. Las bacterias que viven en nuestra boca provocan que los nitratos de la remolacha se transformen en nitrito y, posteriormente, en óxido nítrico, una poderosa molécula con diversos efectos en todo nuestro organismo.

Entre otras cosas, el óxido nítrico aumenta el flujo sanguíneo a varios órganos, incluido el pene.

"El óxido nítrico es un vasodilatador. Hace que nuestros vasos sanguíneos se dilaten, permitiendo un mayor flujo sanguíneo y por lo tanto más oxígeno a nuestros tejidos", explica Andy Jones, profesor de fisiología aplicada de la Universidad de Exeter en Reino Unido.

2. Efectos sobre el corazón y la presión arterial

Una dosis diaria de jugo de remolacha puede, por ejemplo, tener un efecto significativo sobre la presión arterial.

Un estudio demostró que comer dos remolachas al día durante algunas semanas provocaba una caída de la presión arterial de unos 5 milímetros de mercurio en promedio. 

"(La presión arterial) esencialmente tiende a disminuir. Y puede disminuir entre 3 y, a veces, incluso 9 milímetros de mercurio, en el caso de la presión arterial sistólica", dice Jones. Si se mantiene esta caída, es suficiente para reducir el riesgo de sufrir un ictus y un infarto en un 10%.

3. Alimento para el cerebro

La remolacha también puede aumentar el flujo sanguíneo a áreas cruciales del cerebro.

Se ha demostrado que el consumo de jugo de remolacha estimula la cognición y mejora la capacidad para tomar decisiones rápidas.

Incluso hay sugerencias de que puede ser útil para mantener la salud del cerebro a medida que envejecemos.

Un estudio demostró que combinar jugo de remolacha con ejercicio puede aumentar la conectividad en regiones del cerebro que controlan el movimiento.

4. Equilibrio del microbioma oral

Otro estudio reveló que beber jugo de remolacha dos veces al día durante solo diez días puede mejorar la mezcla de bacterias orales.

Los participantes que la consumieron mostraron un aumento de bacterias relacionadas con una buena salud vascular y cognitiva, así como niveles reducidos de bacterias asociadas con enfermedades e inflamación.

El aumento de poblaciones saludables de bacterias orales puede ayudar a combatir la disminución de la capacidad del cuerpo para producir  óxido nítrico a medida que envejecemos y allanar el camino para una mejor salud a largo plazo.

5. Mayor rendimiento físico

¿Quieres mejorar tu carrera? Estudios recientes también muestran cómo esta raíz tuberosa puede ayudarte a correr más rápido.

"Existe la posibilidad de que el músculo reciba más oxígeno y lo distribuya dentro de sí mismo de manera más eficiente debido a los efectos del óxido nítrico", dice Jones.

En un estudio de 2009, descubrió que beber jugo de remolacha ayuda a aumentar la resistencia física durante el ejercicio de alta intensidad hasta en un 16%.

Según las investigaciones, el óxido nítrico también ayuda a reducir el consumo de oxígeno durante el ejercicio, ralentizando el ritmo al que las personas llegan al agotamiento.

El descubrimiento fue un gran éxito entre los deportistas:

"Aparentemente, antes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012 no se podía comprar jugo de remolacha en Londres ni por amor ni por dinero, todos los atletas lo buscaban".