Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 22:22

Bebés concebidos por robot: nuevo avance en reproducción asistida

La automatización de la fecundación in vitro podría reducir los costos y ampliar el acceso a los tratamientos de reproducción asistida.

Bebés concebidos por robot:      nuevo avance en reproducción asistida./ EL LITORAL
Bebés concebidos por robot: nuevo avance en reproducción asistida./ EL LITORAL
Bebés concebidos por robot: nuevo avance en reproducción asistida

El avance de la ciencia en el campo de la reproducción asistida ha dado un gran salto con el nacimiento de dos bebés concebidos por un robot, en Estados Unidos. Esta innovación representa uno de los logros más significativos de la ciencia y la tecnología en la reproducción humana.

La automatización de la fecundación in vitro (FIV) se presenta como el nuevo gran logro. La utilización del robot en los laboratorios de embriología está a dos años de pasar las certificaciones necesarias para ser aprobado por la FDA, la agencia reguladora de medicamentos y alimentos de Estados Unidos, lo que lo convierte en un método experimental.

Esta innovación tecnológica podría ampliar notablemente el acceso a la reproducción asistida, lo que es una gran noticia para las sociedades con menores ingresos, ya que la principal barrera era el alto costo de este tipo de tratamientos.

Según Santiago Munne, premiado genetista y director de innovación de la empresa española Overture Life, que diseñó y construyó el robot, "va a abaratar costos. Por ejemplo, un embriólogo senior en USA cobra 120.000 dólares anuales, mientras que este procedimiento lo puede hacer ahora un junior que cobre la mitad. Además, a mejores resultados, menos ciclos de FIV se necesitan, y en USA cada uno cuesta entre 15.000 y 20.000 dólares".

La empresa fue fundada por el argentino Martín Varsavsky, quien es su CEO. "El ICSI, poder inyectar a mano en el ovocito, es algo que requiere mucha experiencia, y nosotros lo hemos automatizado", declaró Varsavsky desde España. Estos más otros desarrollos en los que están trabajando, que automatizan el laboratorio de embriología, harán que los resultados sean mejores y que cuesten menos la congelación de ovocitos y el IVF.

Este avance tecnológico se suma al uso de la Inteligencia Artificial y a la posibilidad de editar genéticamente a nuestros futuros hijos mediante el sistema Crispr-Cas 9, algo que aún está legalmente vedado, aunque en 2018 nacieron tres bebés con este método.

A pesar de los avances, hay quienes han expresado su preocupación sobre los límites éticos y morales de estas innovaciones tecnológicas. Un grupo de mil especialistas de renombre, entre ellos el historiador israelí Yuval Harari y el inversionista y emprendedor tecnológico Elon Musk, hicieron pública una carta en la que se le pedía a la comunidad tecnológica que frene el desarrollo de la Inteligencia Artificial, ya que esto podría llevar a la creación de un modelo de inteligencia capaz de comprender y tomar decisiones con un grado de "raciocinio" y autonomía asombrosamente parecida a la nuestra.