Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 00:25

‘The Boys’: la salvaje temporada 3 confirma que es una de las mejores series de Prime Video

La nueva temporada de la producción original de la plataforma de streaming de Amazon se encuentra disponible desde el 3 de junio
Un fotograma de la nueva temporada de ‘The Boys’.     PRIME VIDEO
Un fotograma de la nueva temporada de ‘The Boys’. PRIME VIDEO
‘The Boys’: la salvaje temporada 3 confirma que es una de las mejores series de Prime Video

Nadie discute que ‘The Boys’ es una de las producciones originales más populares de Amazon Prime Video, hasta el punto de que el cambio de modelo de estreno aplicado en su momento para la segunda temporada se ha extendido a muchas otras series de la plataforma. Obviamente, eso también se mantiene en la tercera entrega de esta adaptación de Garth Ennis y Darick Robertson que podremos ver a partir de este 3 de junio.

Como era de esperar, la tercera temporada es una continuación bastante directa de la segunda, y en su tramo inicial tiene una especial importancia la situación de Patriota tras saberse la realidad sobre Stormfront, lo cual obliga al personaje interpretado por Antony Starr a adoptar una actitud algo más sumisa. No obstante, está claro que se trata de algo temporal antes de que su despreciable personalidad vuelva a apoderarse de todo.

Eso es el principal foco de interés de los tres primeros episodios de la temporada que se estrenó en Prime Video el pasado viernes, pero, claro está, ‘The Boys’ tiene muchos más frentes abiertos llamados a tener más importancia en el devenir de los acontecimientos, sobre todo lo relacionado con el pasado y Soldier Boy, algo que Carnicero y los suyos ven como una gran oportunidad para cumplir sus planes.

No entendáis todo lo dicho como que el arranque de esta tercera temporada pueda ser algo lento o decepcionante, ya que todo lo que caracteriza a la serie está ahí desde ese impresionante arranque con sorpresa incluida. La violencia y el gore no pierden peso en lo más mínimo, como tampoco las actitudes censurables de los superhéroes que se creen por encima de todo, siendo especialmente brillante el momento en el que A-Train presenta su plan para cambiar de imagen.

Todo está ahí, pero esa tensión inevitable llamada a acabar estallando va creciendo poco a poco, alcanzando su punto álgido justo en ese inesperado giro al final del tercer episodio. Antes hemos podido ver alianzas inesperadas, traiciones y a personajes consiguiendo nueva información que les lleva a replantearse sus situaciones actuales.

Vamos, que este arranque de temporada sirve para volver a situar a sus protagonistas, aclarar cuáles son sus motivaciones actualmente y también hasta dónde están dispuestos a llegar para lograrlo. Dicho así puede sonar aburrido, a lo típico de cualquier serie que está ganando un poco de tiempo -¿cuántas veces pudimos llegar a decir eso con cada temporada de ‘Juego de Tronos’?-, pero es que ‘The Boys’ mantiene e incluso potencia ese componente más visceral, tanto en escenas que quizá no lo requerían pero que funcionan muy bien como en aquellos momentos importantes en el desarrollo de la historia.

Ahí está claro que la mano de Eric Kripke resulta vital para equilibrar la necesidad de introducir nueva información con que ‘The Boys’ siga siendo totalmente reconocible. Ahí la serie podría romperse en cualquiera de las dos direcciones, pero ese componente satírico ayuda a dar unidad, dejando claro una vez que la figura del superhéroe está muy lejos de ser un modelo a seguir. Además, hay ocasión para parodiar a otros personajes así muy populares, pero ya os adelanto que el peso de Soldier Boy y compañía en esta tercera temporada es, al menos por ahora, reducido.

Como era de esperar, Patriota y Carnicero vuelven a tener más importancia que el resto, el primero intentando recuperarse de una grave crisis y el segundo dilucidando hasta dónde está dispuesto a llegar para cumplir sus planes. Todo ello adornado de mala baba, ingentes cantidades de sangre y mucha diversión, porque al final todo lo que busca la serie es esto último.

De hecho, la mayor sorpresa es que una de las subtramas tenga un componente más emocional y delicado, pero también que en ningún momento desentone dentro de las particularidades de ‘The Boys’. Es al mismo tiempo un alivio y un recordatorio de lo monstruoso que es todo lo que está sucediendo, y también que no todos los personajes tienen los mismos límites.

‘The Boys’ confirma con esta salvaje tercera temporada que sigue siendo una de las mejores series originales de Amazon Prime Video. Todo lo que nos conquistó en sus dos anteriores entregas sigue ahí y además va creciendo poco a poco en lugar de caer en el error de repetirse, porque una cosa es mantener sus rasgos identitarios y otra distinta es saber cómo manejarlos para mantener todo su frescura. Y eso último es lo que sucede aquí.