Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de junio de 2024
  • Actualizado 23:48

Publican disco doble de vinilo con composiciones de Cergio Prudencio

El sello peruano Buh Records ha editado ‘Cergio Prudencio - Antología 1: Obras para la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos’, dedicado al compositor boliviano ganador del Premio Platino

Publican disco doble de vinilo con  composiciones de Cergio Prudencio.
Publican disco doble de vinilo con composiciones de Cergio Prudencio.
Publican disco doble de vinilo con composiciones de Cergio Prudencio

La obra del compositor boliviano Cergio Prudencio (La Paz, 1955) está indisolublemente ligada al proyecto de la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos (OEIN), que él mismo cofundó en 1980, y de la que es su director emérito. Constituye una de las aventuras más desafiantes de la música surgida en Bolivia y en América Latina. 

La OEIN es el resultado de la incorporación de las tradiciones musicales aymaras en el universo de la música contemporánea para producir un mundo sonoro nuevo. En palabras del compositor, se trata de “…hallar en la misma concepción indígena de la música, elementos de cambio y transformación, para fijar así una continuidad histórica”. Esta incorporación no sólo se basa en tomar los instrumentos nativos, sino en incorporar también su contexto sociohistórico y las filosofías procedentes del mundo indígena altiplánico. 

Junto con la conformación de ensambles con instrumentos nativos altiplánicos (sikus, tarkas, mohoceños, pinkillos, wankaras, semillas, tambores, etc.), se toman como fundamento los tres principios que rigen estructuralmente la música aymara: “arca-ira”, que significa alternación de sonidos entre dos músicos; “tropa” que supone la conformación de grandes conjuntos de instrumentistas y la amplificación del sonido; y “wakiña” que significa la fuerza comunitaria. En palabras de Prudencio, de allí provienen la identidad acústica y expresiva de las sonoridades andino-altiplánicas, y de la OEIN también. 

El lanzamiento de Cergio Prudencio - Antología 1: Obras para la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos, permite acercarnos a todo ese bagaje de pensamiento y sonidos, al trabajo de un artista fundamental y radical, para quien decolonizar es también una apertura a la experimentación, a lo nuevo. Estas composiciones proyectan una memoria histórica hacia el presente, en construcción de nuevos horizontes. 

Así se perciben las obras incluidas en este disco, como “La ciudad” (1980), que marca el inicio de toda una comprensión de la sonoridad urbana altiplánica, una geografía que no se entiende sin las tropas de sikus, y que dio pie a la conformación de la OEIN. Por otro lado, está una obra como “Cantos Insurgentes” (2012), compuesta a partir de los materiales empleados para la banda sonora de la película “Insurgentes”, de Jorge Sanjinés, director boliviano, fundador del Grupo Ukamau, y con el cual Prudencio ha tenido una larga colaboración como creador de la música de sus películas. Y es que el trabajo de Prudencio ha seguido múltiples caminos musicales, que incluyen también música para instrumentos occidentales convencionales, música para cine y video, electroacústica, ópera de cámara, y más. Completan el disco las composiciones “Tríptica” (1985), “Otra ciudad” (2005) y “Cantos funerales” (2015), que ofrecen un recorrido artístico y vital en la trayectoria de Prudencio como también de la OEIN.  

Cergio Prudencio - Antología 1: Obras para la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos es publicado por Buh Records en formato de doble vinilo, en una edición limitada de 300 copias. Incluye un booklet con notas escritas por Cergio Prudencio. El registro, edición y masterización ha sido realizado por Gustavo Navarrete. Arte y diseño por Gonzalo de Montreuil