Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:22

‘Maligno’, el expediente cinematográfico de James Wan

El cineasta ha vuelto al terror, pero, para empezar, ha desperdiciado los primeros 45 minutos de su nueva película, disponible en la cartelera local y nacional.
Annabelle Wallis, en ‘Maligno’. WARNER BROS
Annabelle Wallis, en ‘Maligno’. WARNER BROS
‘Maligno’, el expediente cinematográfico de James Wan

James Wan ha vuelto al terror, pero, para empezar, ha desperdiciado los primeros 45 minutos de su nueva película, Maligno, estrenada en España la semana pasada sin el indefectible pase previo para la prensa, lo que siempre resulta sospechoso.

En su regreso a las turbulencias del miedo, el director de Saw, Insidious y de dos de las entregas de la saga Expediente Warren parece haberse divertido escribiendo y filmando su nuevo trabajo. La platea, no obstante, puede que no lo haga tanto, al menos con una primera mitad tediosa, reiterativa, de acoso y derribo por parte de la criminal criatura protagonista, aunque sin más explicación, sin asideros informativos y argumentales que provoquen interés en la línea narrativa que se cuenta en paralelo: las visiones de esas mismas muertes por parte de una mujer que las vive en directo aunque no parezca estar en aquellos lugares.

Cuando llegan los datos, a Wan se le ha ido el tiempo con la nada, pero al menos su trabajo remonta. Aunque sea a base de un concepto casi delirante del divertimento, y articulando varias películas en una: la losa del primer trecho; un homenaje al giallo italiano, más en el fondo que en la forma, a través de los enigmas escondidos en la mente de la mujer; un secreto abominable, cercano al cine de la Nueva Carne de David Cronenberg; y una descacharrante parte final, violentísima, cómica, estrafalaria y gore, aderezada de variadas secuencias que lindan con el cine de acción.

Con aspecto e intérpretes de cine de serie B, Maligno no parece tener identidad alguna. O quizá sí: la identidad de Wan, la que late en un cinéfago capaz de realizar con ruido y furia Saw y Aquaman, Expediente Warren y Fast & Furious 7.