Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 00:08

La Cámara Departamental del Libro de Cochabamba cierra la sexta Expolibro

El evento literario estará disponible hasta el 24 de abril. Se cuenta con la presencia de librerías, editoriales y escritores
El autor Jhonny Velasco presenta sus libros.     FABIANA MOLINA
El autor Jhonny Velasco presenta sus libros. FABIANA MOLINA
La Cámara Departamental del Libro de Cochabamba cierra la sexta Expolibro

El 19 de abril a las 18:00 pm se inauguró la 6ta versión de la Expolibro en la plazuela del Granado (Calles Baptista y Ecuador). El evento es realizado por la Cámara Departamental del Libro de Cochabamba (CDLC).  Las personas que deseen asistir pueden hacerlo hasta el 24 de abril desde las 10:00 hasta las 21:00. 

El evento literario cuenta con 28 stands, entre editoriales, librerías y autores.  Los lectores podrán conocer e interactuar con escritores como José Gil Quiroga, Gaby Vallejo, Juan de Dios, Graciela Ortuño, Dennis Morales y Jhonny Velasco. 

Durante la inauguración de la Expolibro, el secretario de Desarrollo Productivo, Turismo y Cultura de la Alcaldía de Cochabamba, Enrique Mendieta, dio a conocer al público que se aprobó la Ley Municipal del libro y lectura, con la finalidad de promover proyectos y políticas para esta rama. 

De igual manera, en el evento estuvo presente José Antonio Gil Quiroga, escritor, historiador y novelista. Durante su intervención recalcó que: “En días como hoy hay que recordar que el mejor invento de todos los tiempos fueron las letras”.  Además, añadió que los libros nos permiten conservar la historia y transmitirla durante los años. La Expolibro de este año tiene como lema “Letras que inspiran”, coincidiendo con fechas conmemorativas para las letras como el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil (2 de abril), el Día Mundial del Libro y Derecho de autor (23 de abril), y el aniversario regional de la ley “Oscar Alfaro”, promulgada un 29 abril de 2013. 

Israel Villaroel, gerente de CDLC, menciona que esta actividad tiene dos objetivos principales: “Uno es promover la difusión del libro legal. Es el interés que tenemos; por eso, generamos estos espacios para que los editores y escritores puedan vender sus obras. No se encuentran libros piratas. Estamos en contra de eso. El otro es fomentar el hábito lector en la población, en nuestros niños y adolescentes. Para eso creamos una agenda de actividades culturales que están destinadas a despertar ese interés”.

Además, hace hincapié en el perjuicio de la piratería a la literatura boliviana. “Es un daño grande. El presidente de la cámara pone como ejemplo a quien uno apoya cuando compra un celular robado, en ese caso, está apoyando al ladrón. Es lo mismo que ocurre con la piratería, si uno compra un libro pirata no apoya al escritor, le está haciendo daño. Genera una desmotivación y desinterés. Muchos de nuestros académicos realizan años de investigación para hacer una publicación y verla en un espacio ilegal, desmotiva. Por eso, pedimos a la población que tenga esa conciencia para fomentar a esa lectura legal. De esa manera, hacemos crecer la industria y esta puede generar más empleo”, menciona Villarroel.

Por otra parte, las editoriales Paulinas y Kipus retomaron su actividad ferial. Ambas editoriales frenaron actividades por temas del confinamiento.

Estudiante de Comunicación Social de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”