Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:10

‘Ay Wawita’, el llokallito influencer

Una entrevista al ilustrador digital Jorge Luis, mejor conocido como ‘Cocoliso’, creador de este proyecto.
El ilustrador Jorge Luis, autor del proyecto ‘Ay Wawita’ (izquierda) y uno de sus artes.   RAMONA
El ilustrador Jorge Luis, autor del proyecto ‘Ay Wawita’ (izquierda) y uno de sus artes. RAMONA
‘Ay Wawita’, el llokallito influencer

‘Ay Wawita’ son las anécdotas en las que inocentemente se ve involucrado el “llokallito”, personaje que ha cautivado a miles en las redes sociales en Bolivia y Perú. La fanpage fue lanzada en agosto del año pasado y hoy está por llegar los 100.000 seguidores, pero más que los números ha generado mucha interacción con una comunidad andina que se siente interpelada. El ilustrador digital detrás de ‘Ay Wawita’ es Jorge Luis, alias Cocoliso, quien pasa cinco horas al día tras una pantalla de computadora diariamente. Su papá y mamá no podían creer que tantas horas “perdidas” frente al ordenador hayan forjado una carrera autodidacta que hoy les está dando tantas satisfacciones.  

Tuvimos la oportunidad de conversar con Cocoliso en la ciudad de La Paz, sobre como inició este proyecto por pura pasión al dibujo, motivado ante el desempleo y la cuarentena que le permitieron tener tiempo para iniciar este proyecto propio, sin esperar el éxito que alcanzaría. 

¿Cómo entraste al mundo de la ilustración digital?

Fue prácticamente por todas las cosas que fui pasando hasta este momento. Me gusta seguir aprendiendo, me he metido a estudiar muchas cosas: soy costurero, gastrónomo, electrónico, informático. En todas esas carreras, siempre hubo un factor común: la parte gráfica. Por ejemplo en costurería tenías que hacer el patronaje de una vestimenta, en electrónica tenías que hacer el ensamble de un circuito electrónico, en informática tenías que hacer un flujograma  y en gastronomía es donde sí realmente me he formado como ilustrador y ha sido a base de los bocetos que tenías que hacer de tus emplatados. Todo esto siempre ha sido apoyado en tutoriales de YouTube, jamás he ido a una escuela de arte o de ilustración gráfica, o de diseño gráfico…todo lo he aprendido empíricamente. 

¿De dónde viene el nombre ‘Ay Wawita’?

Es una anécdota bien chistosa porque estaba en la calle y vi una mamá que estaba con su hijito jugando, se le veía al niño muy inquieto. Su mamá le decía a cada rato “no hagas” “quédate quieto” “quietito estate”, pero el niño era demasiado inquieto y no le hacía caso. En una de esas el niño encontró una banca, y comenzó a subir y bajar, jugar con la banca. Cuando su mamá le dice “Te vas a caer”, “no te subas, te vas a caer” y sucede lo que su mamá le predice: se cae y la mamá exclama en voz alta: “¡ay wawita!” su mamá se ríe, el niño ríe. Esa expresión me agradó demasiado de esa anécdota por ser tan natural, como si después de una decepción pudieras reírte a carcajadas de  la situación. De ahí nace el nombre de la página. 

¿Cómo fueron tus primeras publicaciones?

Mis primeras publicaciones quería hacerlo más sencillo, más cotidiano, que la gente se empiece a reír con las cosas que hace uno de vez en cuando o frases típicas que a veces usamos en Bolivia. Pero cuando tomó fuerza la página es cuando empecé a hacer interactuar al llokallito con sus ocurrencias, haciéndolo una wawita muy inocente, muy carismático, a veces tonto, a veces divertido. 

Estás por llegar a los 100.000 seguidores, ¿te imaginabas este éxito?

Jamás me esperaba eso de la página tan pronto, he estado en varias páginas anteriores que realizaban memes y mi récord siempre era lograr a largo plazo esa cantidad de público. Cuando llegue a los 100.000 seguidores voy hacer una video recopilación de todos mis seguidores, como una postal, pero en video donde agradezca haber llegado a los 100K. Tenía la idea de sacar productos como tazas, poleras, etc. del ‘Ay Wawita’ ,pero no cuento con los recursos para invertir en eso, razón por la que voy a postergar esta idea. 

¿Manejas tu solito todas tus redes sociales?

 Actualmente me encuentro solo, yo soy el que edita, busca chistes, dibuja, ilustra. Me encargo de toda la parte administrativa de la página, no tengo un equipo, pero sí más adelante quisiera tener por lo menos un ilustrador que me pueda apoyar en ese aspecto porque quiero hacer más grande la página, también he abandonado las diferentes redes sociales, quisiera estar más activo ahí. Para eso voy a necesitar un equipo de amigos. 

Para los que están pensando que Facebook ya te monetiza, cuéntame ¿cómo te mantienes? 

Trabajo en una pensión, soy gastrónomo, con eso solvento mis gastos … mi comida del día. Facebook no me monetiza absolutamente nada, no me da dinero para hacer estas cosas yo lo hago por pura pasión porque me gusta hacer esto. A veces gano de las personas que me piden hacer ilustraciones y estoy muy agradecido de esas personas que confiaron en mí.

 ¿Sabes de dónde son tus seguidores?

Mi público meta era Bolivia, pero nunca creí que las personas del Perú se iban a identificar con mis ilustraciones, pero se fue volviendo muy popular por ese lado. Sobre todo, por las partes que me decían que hay serranos.  Me escribían diciendo “manda un saludo a esta comunidad” y yo no las conocía, la verdad [se ríe] y yo respondía: “cómo puedo mandar saludos a un lugar que no conozco”. Me respondían: “pero tus dibujos son de acá, nos identificamos con tus dibujos. Dibujas a una cholita y a un serranito”.  Los peruanos se han identificado con mis dibujos y he llegado a mayor público allá en el Perú y me siento feliz. 

Te estaban pidiendo personajes de otros departamentos, ¿vas a hacerlo?

Me pedían personajes como un chapaco, un cambita, un cochalito, en potosí las cholitas habían sido diferentes, me pedían personajes de ese estilo. Pero yo no puedo retratar un personaje que no conozco. Estoy planeando tener viajes muy pronto a diferentes ciudades para conocer cómo es su cultura, cómo es su estilo. Esperemos muy pronto que el ‘Ay Wawita’ esté de viaje por Bolivia.

¿Tu papá y mamá saben que eres tan famoso?

Mis papás en un principio no me apoyaban, pero sus amigos les comentaban sobre un dibujo con el que se identificaban y mis papas decían “pero ese dibujo es de mi hijo” y les respondían sorprendidos “tu hijo hace esto… wow”. 

Mis papás ahora están orgullosos de mí, a un principio obviamente ningún papá va estar de acuerdo con que trabajes en algo como ser dibujante. “Acaso eso es un trabajo, eres cocinero deberías estar en la cocina” y yo respondía “te tengo una mejor propuesta, voy a ser dibujante” y ahora mis padres están orgullosos de mí, cada vez están pendientes que salga un nuevo dibujo mío e inmediatamente comparten, son los primeros. 

Entonces, ¿vas a seguir trabajando como ilustrador digital?

Sí, ya sé cuál es mi carrera, mi profesión, ya sé en lo que soy bueno entonces me gustaría dedicarme solo a esto. Me gusta la ilustración, me gusta dibujar, me gusta que la gente se ría, no de mi sino conmigo. Entonces, quisiera continuar con esto de la ilustración, quiero ver hasta dónde puedo llegar, siempre aprendiendo más cosas que aún siguen faltándome.

¿Quiénes te inspiran en cuanto a ilustración?

Entre ellos está Anto Miranda de Santa Cruz, el curioso lápiz Jorgex de aquí de La Paz, The Luigi Cabrera Experience de Santa Cruz.  Esos tres bolivianos, internacionales hay muchos. Ah, el estilo de dibujo que utilizo es el estilo anime Chibi y como tiene esa tendencia de ser pequeñito, también de ahí surge el nombre de Ay Wawita.

Para finalizar, ¿tienes un consejo para los jóvenes que como tú quieren entrar al mundo de la ilustración digital?

Lo único que les puedo aconsejar es háganlo lo más pronto posible, háganlo ahora, no importa si se equivocan, cuanto más pronto se equivoquen más rápido van aprender.