Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:34

Víctimas de Huayllani no descartan marcha a La Paz exigiendo justicia

El representante de los afectados, Ismael Marquina, señaló que el proceso “avanza lento” y piden celeridad y cárcel para los autores materiales e intelectuales de las 10 muertes.

Víctimas de Huayllani marchan en la avenida Villazón, en Sacaba. FOTO- MARIELA COSSÍO
Víctimas de Huayllani marchan en la avenida Villazón, en Sacaba. FOTO- MARIELA COSSÍO
Víctimas de Huayllani no descartan marcha a La Paz exigiendo justicia

Familiares de las víctimas mortales y heridos de Huayllani marcharon este lunes pidiendo justicia y cárcel para los autores intelectuales y materiales de las 10 muertes; nueve fallecieron el 15 de noviembre de 2019 y el último luchó casi siete meses con una bala alojada en su cabeza, pero perdió la vida el 11 de junio de 2020.

La Asociación de Víctimas recorrió la avenida con carteles, banners, wiphalas y fotografías de sus seres queridos fallecidos, desde la Terminal de Buses de Sacaba hasta el puente de Huayllani.

Ismael Marquina, presidente de la Asociación, no descartó la posibilidad de salir en marcha hasta la ciudad de La Paz exigiendo justicia y celeridad en el proceso que ellos consideran “avanza lento” tomando en cuenta que transcurrieron 20 meses desde los hechos luctuosos. “Vamos a prepararnos para ir en marcha por justicia a La Paz (…). Aprendimos de nuestro líder indiscutible, el hermano Evo Morales, quien nos ha enseñado a marchar y hoy vamos a poner en práctica. Somos del Trópico, pero hemos abierto la puerta a todos los afectados como los de la zona sur y estamos viendo de organizar un congreso de afectados a nivel nacional”.

Pidió a los ministerios de Gobierno y Defensa que exijan el documento de la orden de operaciones del 15 de noviembre de 2019 porque consideran que es una “prueba valiosa” que permitirá identificar a los jefes de alto mando policial y militar que están implicados en esa operación.

Sobre el caso, el coordinador departamental del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi) Cochabamba, Vladimir Pérez, informó que quedan dos meses para desarrollar actos investigativos y concluirá la etapa preparatoria. Luego, la Fiscalía tendría que resolver la acusación y un juez definiría la fecha de inicio de juicio oral.

Sin embargo, Pérez recordó que hay seis imputados en el caso, de los cuales tres se encuentran con rebeldía y esperan que sean remitidos ante la justicia boliviana. Se trata de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López, y el excomandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Sergio Orellana.