Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:02

Valentina murió un día después de desaparecer; su enamorado pidió “perdón” por WhatsApp

“La causa de la muerte se habría dado mediante una asfixia mecánica por estrangulación a mano, con una cronología de muerte de 72 horas, aproximadamente”, informó el director departamental de la FELCV, Alfredo Saravia.

Momento exacto en el que la Policía ingresa al hostal en el que hallaron el cuerpo de Valentina. RRSS
Momento exacto en el que la Policía ingresa al hostal en el que hallaron el cuerpo de Valentina. RRSS
Valentina murió un día después de desaparecer; su enamorado pidió “perdón” por WhatsApp

La data de muerte es de 72 horas. Valentina Usseglio, de 22 años, murió estrangulada a manos de su enamorado Randy E., un día después de desaparecer, aquel fatídico 26 de enero en el Hostal Olympic de la ciudad de Cochabamba, concluye el informe de la autopsia médico legal, practicada hoy lunes en la madrugada en el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

El trágico feminicidio motivó a su enamorado, presunto autor del crimen, a enviar un mensaje por WhatsApp a la madre de Valentina, en el cual pidió perdón por el hecho, reveló el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Alfredo Saravia.

“Tenemos conocimiento de que el joven había enviado un mensaje de WhatsApp a la mamá, señalado de que le perdonen por la acción que habría cometido”, reveló el jefe policial, luego de que Cochabamba amaneciera hoy lunes con la lamentable noticia.

CRONOLOGÍA

De acuerdo con Grinelda Lara, la mamá de Valentina, su hija salió al mediodía del 26 de enero de su casa para almorzar con Randy E., su enamorado. Desde entonces, no retornó.

De acuerdo con las investigaciones policiales, ese día, a las 16: 40, Valentina y Randy registraron su ingreso al Hostal Olympic, ubicado en la avenida Aniceto Arce. Desde entonces, el personal de dicho sitio solo vio circular por los predios de este recinto al ahora investigado por feminicidio, el primero del año en Cochabamba.

Un día después, el 27 de enero, la denuncia de la desaparición de Valentina y Randy E. fue sentada ante la FELCV de Quillacollo.

Percatados de la intensa búsqueda de ambos por las redes sociales, la administración del hostal reportó a la Policía del registro de Valentina y Randy, ambos estudiantes de 22 años, en sus predios.

Entonces, efectivos policiales intervinieron el lugar, forzaron la puerta e ingresaron a la habitación. Allí encontraron a Randy E. autolesionado, con una herida punzocortante en el cuello mientras se desangraba. A pocos metros, sobre la cama, hallaron el cuerpo sin vida de Valentina, cubierta con una manta roja.

VIEDMA

Tras su aprehensión, Randy fue trasladado al hospital Viedma, donde se encuentra actualmente.

De acuerdo con el informe de la autopsia médico legal, Randy E. presentaba un cuadro de “shock hipovolémico, a causa de una lesión penetrante en la región cervical, con un trauma vascular”.