Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 14:42

ES LA SÉPTIMA VÍCTIMA EN COCHABAMBA

Tía paterna recoge el cuerpo de Niely; la niña de 3 años que fue envenenada por su madre

Los familiares se enteraron del infanticidio a través de las noticias y se presentaron a dependencias municipales. La progenitora y el enamorado de ella fueron enviados con detención preventiva al penal de San Sebastián (mujeres) y El Abra, respectivamente. 
Tía paterna recoge el cuerpo de Niely; la niña de 3 años que fue envenenada por su madre

El cuerpo de Niely, víctima de infanticidio, fue entregado ayer a la tía paterna. La niña, de tres años, fue envenenada por su madre a insistencia del enamorado, el sábado, porque consideraba que la pequeña era un perjuicio en su relación amorosa. 

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) y los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM) de Puerto Villarroel se encargaron del velorio de Niely, donde vecinos y pobladores le pusieron velas y apoyaron económicamente para los servicios funerarios debido a que no aparecía ningún familiar. La tía paterna se presentó ayer tras conocer el hecho a través de las noticias. 

Liliana Vasquez, responsable de la DNA de Puerto Villarroel, en una entrevista con Radio Televisión Carrasco (RTC), informó que la tía paterna recibió el cuerpo de la niña, el certificado de defunción y los aportes de los vecinos para que pueda darle cristiana sepultura. Se la llevó a Valle Ivirza, donde vive la familia ampliada, y se prevé que sea enterrada en esa localidad. 

La tía manifestó que se enteró de lo ocurrido con su sobrina a través de las redes sociales y noticieros e inmediatamente se presentó a dependencias municipales. "Mi hermano está en Yacuiba con sus dos hijitos, a los que ella (la madre) dejó. Por la pandemia él no puede llegar".

En tanto, Nelly O.T. y Guido M.C., la madre de la niña y el enamorado de ella, fueron enviados con detención preventiva a los penales de San Sebastián (mujeres) y a El Abra, respectivamente. Son acusados de infanticidio y deberán cumplir la medida inicialmente por seis meses, mientras el caso es investigado. 

El 18 de julio, la policía llegó al hospital de Ivirgarzama, en el Trópico de Cochabamba, para realizar el levantamiento del cadáver de la niña. La madre, inicialmente, dijo que su hija estaba enferma y que le dio medicina natural debido a que no tenía dinero para llevarla a un hospital.

Sin embargo, al verse acorralada confesó que administró a la pequeña tres cucharillas de una sustancia tóxica a insistencia de su pareja, Guido M.C., quien la amenazó con abandonarla si no mataba a la niña. La autopsia reveló que Niely falleció por anoxia cerebral y broncoaspiración provocada por una sustancia desconocida que intoxicó su organismo provocándole la muerte, de acuerdo con información publicada en el boletín de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Nyeli es la séptima víctima de infanticidio en Cochabamba. Hay 37 niños que fueron asesinados en todo el país, en lo que va del año.