Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:18

Teodora es víctima de feminicidio y deja a una niña en la orfandad

El presunto autor dijo que encontró desvanecida a su pareja y la llevó a un hospital de Quillacollo, donde llegó sin vida. Sin embargo, la autopsia reveló que la mujer fue asfixiada.

Imagen referencial a un crimen de feminicidio. ARCHIVO
Imagen referencial a un crimen de feminicidio. ARCHIVO
Teodora es víctima de feminicidio y deja a una niña en la orfandad

Teodora C.M., de 27 años, perdió la vida presuntamente a manos de su esposo en Quillacollo, Cochabamba. Una niña, de cuatro años, queda huérfana de madre, mientras su padre se enfrenta a 30 años de presidio, sin derecho a indulto, por el delito de feminicidio.

Los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) realizaron la madrugada del domingo el levantamiento legal del cuerpo de la mujer del Centro de Salud Villa María de Quillacollo, donde la víctima llegó sin signos vitales.

El médico de turno dio a conocer a los investigadores policiales que la fallecida fue trasladada por su esposo hasta ese establecimiento de salud, informó el director departamental de la FELCV, Richard Vargas.

El presunto feminicida, de 23 años, se contradijo en sus declaraciones. La Policía lo detuvo como principal sospechoso, mientras se desarrollaba la autopsia del cuerpo en el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). Se estableció que la víctima falleció por asfixia mecánica por sofocación y politraumatismo, señaló Vargas.

El sospechoso manifestó, durante una entrevista preliminar, que discutió con su esposa la noche del sábado. Por ello, se habría ido a dormir con su hija, mientras su cónyuge se quedó a descansar en la sala de su domicilio ubicado en el barrio Kami, a la altura del kilómetro 11 de la avenida Blanco Galindo. El hombre aseguró que al promediar las 02:00, del domingo, se aproximó a la sala y encontró desvanecida a su pareja.

Llamó un taxi y la trasladó hasta un hospital donde llegó sin vida, según su declaración. Sin embargo, los resultados de la autopsia evidencian una muerte violenta. Se prevé que en las próximas horas se desarrolle su audiencia de medidas cautelares, donde un juez definirá su situación jurídica.

LUTO

Delia, María, Cleofe, Mónica, Nayeli, Beatriz, Margarita, Jhoselin, Isabel, Avanja, Selma, Abigail, Noemí y Teodora son los nombres de las mujeres silenciadas, víctimas de crímenes que ocurrieron o se descubrieron en lo que va de este año, en Cochabamba.

Cochabamba registra 14 feminicidios en lo que va de este 2021; dos casos más en comparación con los reportados en el mismo periodo en 2020.

EN EL TRÓPICO ESTÁ CASI LA MITAD DE LOS CASOS

Seis de los 14 feminicidios de Cochabamba se registraron en la región del Trópico. Cuatro mujeres fueron encontradas enterradas en fosas de Tres Arroyos, en el municipio de Villa Tunari, entre el 10 de febrero y el 1 de marzo de este año. Todas estaban desaparecidas desde distintas fechas; el caso más antiguo era de agosto de 2017.

Tres feminicidios se reportaron en el municipio de Cochabamba y dos en Quillacollo. Sacaba, Pocona y Punata registran a un caso cada uno.

VÍCTIMAS MÁS JÓVENES

Las mujeres asesinadas son cada vez más jóvenes. 10 de las 14 víctimas de feminicidio tenían entre 15 y 30 años.

Las autoridades presumen que estas características se deben a que las mujeres jóvenes ahora buscan superarse y muchas consiguen su independencia económica, y cuando son agredidas ya no se callan e incluso advierten a sus parejas con procesarlos porque conocen sus derechos y eso genera molestia en el agresor que pretende tener el control de todo.

SOLO TRES SENTENCIAS

Solo tres de los 14 acusados de feminicidio han sido sentenciados con la pena máxima; uno recibió seis años de reclusión por ser menor de edad. Este caso, al igual que de otros adolescentes que han cometido delitos graves, abrió debate. Colectivos piden cambios a la Ley 548 para que los adolescentes, desde los 15 años, puedan ser juzgados como adultos y no bajo un sistema penal para menores de edad considerando que han cometido feminicidios, asesinatos y violaciones.

Siete procesados por feminicidio se encuentran con detención preventiva, mientras dos se quitaron la vida tras cometer el delito. En tanto, uno está en investigación sin detenidos y el presunto feminicida de Teodora será puesto ante un juez en las próximas horas.

Bolivia registra 87 feminicidios en lo que va del año.