Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:58

Suspenden por tercera vez audiencia de implicados en la desaparición de Ariel

Papás, familiares y amigos de Ariel piden justicia y celeridad en el caso. Captura de pantalla RKC
Papás, familiares y amigos de Ariel piden justicia y celeridad en el caso. Captura de pantalla RKC
Suspenden por tercera vez audiencia de implicados en la desaparición de Ariel

“Justicia para Ariel”, “Ariel amigo, Arani está contigo”, exclamaron familiares y amistades de Ariel Rodríguez Orellana, desaparecido hace 87 días, este lunes en la plaza 14 de Septiembre, en Cochabamba. Los padres del arquitecto lamentaron que un juez suspendiera por tercera vez la audiencia de apelación, donde asistirían los dos implicados en el caso.

“Quiero ver a mi hijo vivo o muerto. Lamentablemente, los detenidos no declaran y no nos dicen nada. Necesito saber dónde está Ariel, quizás me lo han botado en algún lugar o estará con vida, no sabemos nada de él desde el 23 de octubre. Son casi tres meses de sufrimiento y estamos agotados”, manifestó, entre lágrimas, el padre del joven.

Sus papás, que viven en Arani, tienen que desplazarse por distintos municipios en búsqueda de pistas para dar con el paradero de su hijo. Piden celeridad en la investigación y ayuda a las autoridades de Gobierno y del departamento para encontrar a Ariel Rodríguez.

El arquitecto salió en su camioneta a una reunión laboral, el 23 de octubre de 2020. Desde entonces, su paradero es un misterio y sus familiares no han descansado un solo día en la búsqueda.

Edwin C. y Lucio O. se encuentran con detención preventiva por la desaparición del joven, de 30 años, debido a que serían las últimas personas con las que tuvo contacto la víctima, según las investigaciones policiales.

Lucio fue aprehendido con el celular de la víctima en La Paz, el 2 de diciembre. Indicó que el móvil le entregó Edwin C., excuñado del arquitecto, quien fue detenido unas horas después en Quillacollo. Sin embargo, ambos habrían hecho un “pacto de silencio” porque se niegan a revelar qué ocurrió con Ariel Rodríguez, pese a las súplicas de los familiares.