Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:39

Al sicario que asesinó en la Blanco Galindo se le trabó el arma

La víctima tenía en su poder cuatro mil dólares y unos 1.600 bolivianos.
Efectivos policiales cierran una de las intersecciones de la avenida. Dico Solís
Efectivos policiales cierran una de las intersecciones de la avenida. Dico Solís
Al sicario que asesinó en la Blanco Galindo se le trabó el arma

De acuerdo a las primeras pericias realizadas por el asesinato de una persona ayer en el distribuidor vehicular de la avenida Beijing y Blanco Galindo, trascendió que a la persona que disparó se le trabó el arma al menos cuatro veces.

Aproximadamente a las 17.00 de ayer, un hombre de 41 años estacionó una camioneta ploma Hilux, con placa 4279 RFP con radicatoria en Santa Cruz, debajo del distribuidor. En ese momento, dos personas a bordo de una motocicleta llegaron al lugar y una de ellas se aproximó para dispararle mientras la otra la esperaba en el motorizado, según testigos.

En el parabrisas del vehículo, hacia el lado del conductor, se realizaron cuatro disparos y en la ventana del mismo otros dos. Se presume que se usó un arma corta, pistola o revólver, para perpetrar el hecho.

“Se está realizando un trabajo de búsqueda exhaustiva con la finalidad de identificar a los presuntos autores”, informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Rolando Rojas, a la Red Unitel.

La víctima tenía en su poder cuatro mil dólares y unos 1.600 bolivianos.  La Policía también colectó otras pertenencias como una billetera, reloj, tarjeta bancaria, licencia de conducir, cédula de identidad y certificado de sufragio.

“Hemos tomado contacto con algunos familiares que han brindado información que va a servir para la investigación. Estamos a la espera de formalizar las declaraciones de testigos que estuvieron presentes en el lugar del hecho”, agregó Rojas.

Entre tanto, el Instituto de Investigación Técnica Científica de la Universidad Policial (IITCUP) junto con el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) continúan procesando las pruebas recolectadas del lugar del hecho para emitir un informe oficial del caso.