Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 15:56

Policía mantiene en reserva los avances de la investigación del asesinato en la Beijing

Los investigadores procesan la escena del crimen   en el distribuidor vehicular de la Beijing. DICO SOLÍS
Los investigadores procesan la escena del crimen en el distribuidor vehicular de la Beijing. DICO SOLÍS
Policía mantiene en reserva los avances de la investigación del asesinato en la Beijing

A nueve días del asesinato de Jhonny F.C., la Policía avanza en las investigaciones para dar con los autores materiales e intelectuales, pero los mantiene en reserva para no entorpecer el proceso, informó el comandante departamental de la Policía de Cochabamba, Johnny Corrales.

“Se conformó un equipo de investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia, Centro Especial de Investigación Policial, inteligencia y todos los organismos están sumando esfuerzos para dar con los autores. Tenemos avances en este caso, pero por lo delicado de la investigación y reserva que amerita no lo vamos a anunciar hasta contar con detalles concretos”, manifestó. 

Añadió que continúa el trabajo de colección de grabaciones de cámaras de vigilancia considerando que son “procesos burocráticos”. Jhonny F.C. recibió tres impactos de bala (dos en la cabeza y uno en el antebrazo), mientras estaba en su camioneta estacionada debajo del distribuidor vehicular de la avenida Beijing y Blanco Galindo. La víctima, de 41 años, se dedicaba a la compra y venta de autos.

Una cámara de vigilancia instalada debajo del viaducto captó el crimen. El martes 27 de julio, al promediar las 17:24:50, el asesino se aproximó a la camioneta, desde la parte posterior, simulando su intención de pasar la avenida, pero caminó hacia la parte delantera del vehículo y disparó varias veces al parabrisas. Menos de medio minuto le bastó al autor del crimen para dejar gravemente herido a Jhonny, quien perdió la vida poco después de llegar a una clínica privada a consecuencia de uno de los impactos de bala en la cabeza.