Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:02

Pilar no vuelve a su casa por temor a represalias del feminicida de su hija que está prófugo

La madre de María del Carmen, la adolescente que fue violada y asesinada en marzo de 2016, se resguarda en casa de abogadas y cercanos a ella porque el asesino sentenciado de su hija se dio a la fuga tras que una vocal le diera libertad.

Pilar Reyes, madre de una víctima de feminicidio, se crucifica en puertas del Tribunal Departamental de Justicia exigiendo la captura del feminicida de su hija. FOTO- Alejandro Orellana
Pilar Reyes, madre de una víctima de feminicidio, se crucifica en puertas del Tribunal Departamental de Justicia exigiendo la captura del feminicida de su hija. FOTO- Alejandro Orellana
Pilar no vuelve a su casa por temor a represalias del feminicida de su hija que está prófugo

Pilar Reyes, madre de la adolescente violada y asesinada en marzo de 2016, no puede volver a su casa, desde hace una semana por temor a represalias de Omar Alejandro Ordoñez Arias, feminicida sentenciado de su hija, que se dio a la fuga tras que una vocal lo liberara a través de una resolución el pasado 25 de marzo y, aunque, su libertad fue revocada el condenado no es habido en su domicilio y la Policía está buscándolo para que cumpla la pena máxima en prisión.

María del Carmen Carballo, hija de Pilar, perdió la vida en un lote próximo a cultivos de maíz en la comunidad de Ana Rancho en Cliza, municipio del Valle Alto de Cochabamba. El 13 de marzo de 2016, la adolescente, de 16 años, fue a vender frutas al mercado de Cliza.

Ese día, Ordoñez, su enamorado, la llevó a la Feria de la Ambrosía en la comunidad de Ana Rancho. Fueron a un local donde compartieron con supuestos amigos, algunos compañeros de curso. Ellos le dijeron que debía participar de un rito de iniciación para ser parte de ese grupo, pero sin explicarle bien en qué consistía el mismo.

La trasladaron a un lote baldío y ahí le comunicaron que debía mantener relaciones íntimas con 10 integrantes de la pandilla. La adolescente se negó, pero ellos la sujetaron, golpearon, violaron y uno de ellos la asfixió mientras evitaba que grite. Al menos 21 miembros de Wander Rap, una de las pandillas más peligrosas de Cliza, fueron testigos del crimen. 11 eran menores de edad y cumplieron su sanción en el centro de infractores, mientras cinco fueron absueltos por falta de pruebas.

Cinco integrantes de esa pandilla fueron sentenciados con 30 años de presidio sin derecho a indulto en el penal de El Abra, el 31 de agosto de 2017, pero a la fecha sus condenas no han sido ejecutoriadas. Por ello, el principal autor del feminicidio solicitó salir de prisión y la Sala Penal Primera, de la vocal Mirtha Mabel Montaño, falló a su favor.

Omar Alejandro Ordoñez Arias, alías El Homero; José Alfredo Yáñez Andia, El Camba; Martín Taraña Cruz, El Matu; Sergio Pinto Torrico, El Gaucho y José Richard Veizaga Arias, El Joseito recibieron la condena máxima por el feminicidio de María del Carmen. Todos son miembros de Wander Rap.

MADRE PEREGRINA POR JUSTICIA Este proceso, dejó a Pilar con deudas y con su familia desintegrada. Su esposo, tras el feminicidio de María del Carmen, se fue al exterior y sus cinco hijas dejaron su casa por temor a que los pandilleros cumplan sus amenazas puesto que les hicieron conocer que si seguían con el proceso otra de las hermanas Carballo iba a ser asesinada.

Pilar se quedó con su hijo, de siete años, en una comunidad del municipio de Toco. No cuenta con agua, energía eléctrica ni gas domiciliario. Debe caminar cerros, con un bidón cargado en su espalda, para proveerse del líquido.

Actualmente, está resguardándose en casa de abogadas y cercanos a ella, informó su abogado David Flores, quien acompaña gratuitamente a la familia de María del Carmen.

“La tenemos de casa en casa porque nos da miedo que se vaya. Su vivienda es alejada y no tiene vecinos cerca ni para pedir auxilio”, señaló.  

Acotó que solicitaron medidas de protección a la Fiscalía y atendieron su petición, pero cuando fueron a notificar a Ordoñez, él ya había abandonado su domicilio. No había nadie en su casa.

La última vez que supieron de Omar fue el 4 de mayo, cuando se conectó, junto con su abogada, a la audiencia donde la Sala Constitucional Primera anuló el fallo que le dio libertad. El viernes, la vocal Montaño convocó a otra audiencia virtual para definir su situación, pero el sentenciado ya no se conectó, y ese mismo día, se revocó su libertad. Desde entonces, está siendo buscado por los efectivos policiales.

Pilar indignada por la situación se crucificó el viernes en puertas del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Cochabamba exigiendo “justicia” y la captura del pandillero feminicida.

Sobre el proceso, la representante departamental del Ministerio de Justicia y Transparencia de Cochabamba, Iberia Olivera, informó que, desde esa cartera de Estado, se realiza seguimiento al caso de Omar Ordoñez, quien se dio a la fuga hace unos días “gracias a una decisión judicial que lo benefició con libertad”.

La autoridad informó que se solicitará una serie de informes a las instancias correspondientes de justicia y de comprobarse irregularidades se tomarán las acciones legales que amerite el caso. “El Ministerio de Justicia va a tomar varias acciones, se va a solicitar un informe detallado al presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ)”.

También pedirán informes al representante distrital del Consejo de la Magistratura, esa dependencia dio a conocer el viernes que auditará el caso y que en 10 días tendrá los resultados.

Olivera cuestionó la decisión judicial que le dio libertad al feminicida sentenciado. Además, observó que la vocal le haya instruido pagar 100 mil bolivianos de fianza, tramitar su arraigo, entre otras medidas. “La fianza era muy poca, eran 100 mil bolivianos. Al feminicida le tomó menos de dos meses conseguir ese dinero y esos dos meses además le ha servido a toda su familia para organizarse y darse a la fuga”.

Finalmente, señaló que solicitarán informes a Migración y pedirán la colaboración de la Policía e Interpol ya que se desconoce los medios por los que el condenado se habría dado a la fuga.

AYUDA Pilar vive en condiciones precarias en una comunidad de Toco, en el Valle Alto de Cochabamba. Si desea apoyarla puede realizar su depósito a la cuenta en bolivianos del Banco Sol 1682536000001 a nombre de Wiliam Velasques Arze, con carnet 9450167. Pilar no pudo abrir una cuenta a su nombre debido a que tiene deudas bancarias y teme que le congelen los fondos. La cuenta que facilitó a este medio de comunicación fue abierta exclusivamente con ese propósito de ayuda y el titular es su yerno, una persona de su confianza y cercana a ella. Para más información puede llamar al 75933734.

También puede hacer llegar su ayuda en víveres, material escolar u otros a la oficina de su abogado David Flores que está ubicada al frente del Cine Astor, en la calle Sucre casi 25 de Mayo.