Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de febrero de 2024
  • Actualizado 21:19

JUSTICIA LLEGA DESPUÉS DE 19 MESES

Pena máxima para feminicidas: Vero subió a taxi y la mataron

Omar Loza y Gonzalo Rojas, sentenciados a 30 años de cárcel, cumplirán su condena en el penal de Chonchocoro de La Paz. 
Feminicidas de Verónica reciben pena máxima. / FACEBOOK
Feminicidas de Verónica reciben pena máxima. / FACEBOOK
Pena máxima para feminicidas: Vero subió a taxi y la mataron

Omar Loza Coarite y Gonzalo Rojas Z. han sido declarados culpables del delito de trata y tráfico de personas y feminicidio cometido contra Verónica C., una joven de 25 años que abordó un taxi para volver a su casa, pero fue víctima de violación y posteriormente asesinada. Su cuerpo fue encontrado ocho días después en el río Yara, cerca del puente Batallón de Caranavi, en La Paz. Ambos hombres, de 31 y 44 años, han sido condenados a 30 años de prisión, sin derecho a indulto, en el penal de Chonchocoro.

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, informó que el Ministerio Público presentó todas las pruebas obtenidas durante la investigación, incluyendo el acta de registro del lugar del crimen y el muestrario fotográfico, así como el acta de secuestro del vehículo en el que la víctima subió antes de desaparecer, declaraciones de testigos e informe de autopsia.

La tragedia ocurrió hace un año y siete meses, el 2 de mayo de 2022. Verónica, llamada Vero por sus familiares y amigos, salió a divertirse con amigos en Caranavi y, por la noche, tomó un taxi para regresar a casa. Sin embargo, nunca llegó y su familia la buscó desesperadamente, reportando el caso a la Policía.

Las investigaciones revelaron que Verónica subió a un taxi para volver a casa, pero se quedó dormida en el trayecto. El conductor y otro hombre aprovecharon esta situación y la llevaron a una casa, donde la agredieron sexualmente y luego la asesinaron. Su cuerpo fue abandonado cerca de un río y los Bomberos lo encontraron después de varios días de búsqueda.

Según el informe de autopsia realizado por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Verónica murió a causa de un traumatismo cráneo encefálico cerrado, es decir, sufrió un fuerte golpe en la cabeza, y también presentaba otros signos de violencia.