Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:15

La novia del feminicida prófugo y la prima de ella fueron arrestadas

Una de las viviendas allanadas en Cliza. CORTESÍA
Una de las viviendas allanadas en Cliza. CORTESÍA
La novia del feminicida prófugo y la prima de ella fueron arrestadas

La Policía arrestó a dos mujeres por presunta complicidad en la fuga de Omar Alejandro Ordoñez Arias, sentenciado a 30 años de presidio por el feminicidio de la adolescente María del Carmen Carballo Reyes. Se trata de la enamorada del condenado y de la prima de ella.

El Ministerio Público y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) allanaron el miércoles cuatro viviendas; tres en la comunidad de Huasacalle de Cliza y una en Sacaba, pero no dieron con el prófugo.

Las arrestadas viven en Sacaba, inmueble donde secuestraron tres celulares que serán analizados por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). La Policía dio a conocer que ambas tuvieron contacto con Ordoñez tras su salida de prisión.

El director de la FELCV De Cochabamba, Rubén Lobatón, manifestó que se allanó la casa de los papás, abuelos, tíos y de la enamorada del feminicida sentenciado. Secuestraron documentos, contactos telefónicos y celulares. “Estamos realizando una investigación de todo su entorno”.

Su familia señaló que la última vez que vieron a Omar fue el 6 de mayo, cuando salió para conectarse a la audiencia virtual donde un Tribunal Constitucional determinó anular la resolución que le daba libertad e instruyeron a la vocal definir la situación del sentenciado en otra audiencia, pero le dijeron que lo hiciera con perspectiva de género.

El viernes, un Tribunal revocó su libertad y ordenó que vuelva a prisión, pero cuando fueron a buscarlo él ya se había dado a la fuga. La Policía pidió a la población contactarse a los números cortos 110 y 120 o la línea gratuita de la FELCV 800140348 si tiene datos sobre el paradero del principal autor del crimen que se dio fuga.

María del Carmen Carballo fue violada y asesinada por pandilleros de Wander Rap. Al menos 21 miembros fueron procesados; 11 eran menores de edad y cumplieron su sanción en el centro de infractores. Cinco, entre ellos Ordoñez, recibió la pena máxima en 2017, pero aún sus sentencias no han sido ejecutoriadas, y otros cinco fueron absueltos por falta de pruebas.