Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 14:30

Nallar con las manos arriba: "Por favor no me maten, no me toquen, estaba borracho"

Misael Nallar, principal acusado por el triple asesinato de los uniformados. EL DÍA
Misael Nallar, principal acusado por el triple asesinato de los uniformados. EL DÍA
Nallar con las manos arriba: "Por favor no me maten, no me toquen, estaba borracho"

"Por favor no me maten, no me toquen, estaba borracho", fueron las expresiones del momento cuando Misael Nallar Viveros se entregó con las manos arriba al jefe del Grupo de Inteligencia y Operaciones Especiales (GIOE) Álvaro Muñoz Mejía, en el surtidor Los Troncos la noche del pasado 22 junio a horas 18:45.

Nallar, estaba siendo buscado por el triple asesinato de tres policías en la comunidad Los Cuchis, ocurrida el pasado 21 de junio en el municipio de Porongo. El jefe antidroga decidió romper su silencio después que surgieran una serie de comentarios, en sentido que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) otorgó protección al criminal.

Muñoz en una entrevista con el programa "Detrás de la Verdad", que conduce el periodista Junior Arias, detalló toda la operación encubierta que condujo a la ubicación y aprehensión de Nallar, ordenada por el General de la Policía Jhonny Aguilera Montecinos, quien tuvo pleno conocimiento de la operación policial.

El mayor de Policía recordó haber recibido la llamada de un informante que se identificó como Andrés, que supuestamente sabía donde estaba Nallar y que éste quería entregarse porque temía por su vida y la de su familia. Esta información fue compartida a los jefes policiales, quienes no le dieron el 100% de veracidad.

Sin embargo, se conformó grupos de Inteligencia y se volvió a tomar contacto con el informante, quien volvió a confirmar que Nallar se iba entregar en una pista clandestina cerca al municipio de Warnes. A último momento cambió de dirección, cuando Muñoz estaba a 10 minutos del punto acordado."Me dijo que la entrega iba ser en el surtidor de Los Troncos y di parte al general Jhonny Aguilera y el coronel Erick Holguín", mencionó.

Una vez en el surtidor de Los Troncos fuimos interceptados por una patrulla de la UTOP al mando del coronel Julio Baldivieso y le ordenó que se retiren del lugar porque me iban a fregar la entrega de Nallar y ya en horas de la noche aparece con las manos arriba y se entrega. "Yo sentí miedo porque por ahí", confesó Muñoz.

El jefe policial de inmediato subió a su vehículo y tomó una fotografía de Misael dentro el vehículo y con polera roja y activos su ubicación en movimiento para trasladarlo hasta la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen. "En la FELCC lo entregue al jefe del DACI mayor Jhonny Pérez y mi trabajo acabó ahí. Yo solo fui un nexo para que se entregue, pudo haber sido otro policía", enfatizó Munoz.