Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:03

Mujer yuqui y su bebé son atropellados; ella muere dejando cuatro niños en la orfandad

El bebé de Tania recibe atención en el Hospital Japonés de Santa Cruz. CORTESÍA
El bebé de Tania recibe atención en el Hospital Japonés de Santa Cruz. CORTESÍA
Mujer yuqui y su bebé son atropellados; ella muere dejando cuatro niños en la orfandad

Una mujer yuqui y su bebé fueron atropellados hace cuatro días por un vehículo, que era conducido por un profesor, en el Trópico de Cochabamba. Tania Isategua, la víctima adulta, falleció ayer dejando cuatro niños en la orfandad.  

Según cercanos a la víctima, ella y su bebé cayeron en una cuneta por el fuerte impacto del motorizado. A ambas víctimas las trasladaron primero al hospital de Ivirgarzama, pero no las recibieron y fueron derivadas a Yapacaní.

Tania perdió la vida, mientras su hijo lucha por la suya en el Hospital Japonés de Santa Cruz. Lamentan que la atención hospitalaria no haya sido pronta y oportuna siendo que los derivaron a otro centro médico. También cuestionan la reacción del conductor del vehículo, quien no se habría movilizado para ayudar a las víctimas y activar lo antes posible el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

Se conoció que el chofer fue liberado, mientras las circunstancias del hecho están en proceso de investigación. Cercanos a la víctima, lloran la muerte de Tania, quien deja cuatro niños en la orfandad.

En septiembre de 2020, dos primas, indígenas yuquis, murieron en un accidente de tránsito. Las adolescentes, de 15 años, iban en una motocicleta por la zona del Puente Roto en Sesarsama cuando se registró un choque con un vehículo Noah.

El pueblo Yuqui, asentado en la región del Trópico de Cochabamba, es uno de los más vulnerables del país; incluso está en riesgo de extinción. Su población es propensa a enfermedades y las muertes son dolorosas, más cuando se trata de su población más joven, en la que ven un mejor futuro para los yuquis.