Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 19:54

Mujer denuncia al padre de sus hijas que la golpeó brutalmente y le roció con alcohol para quemarla

La víctima muestra los moretones y quemaduras de primer grado en su cuerpo. CAPTURA DE VIDEO DE BOLIVIA EN LAS NOTICIAS
La víctima muestra los moretones y quemaduras de primer grado en su cuerpo. CAPTURA DE VIDEO DE BOLIVIA EN LAS NOTICIAS
Mujer denuncia al padre de sus hijas que la golpeó brutalmente y le roció con alcohol para quemarla

“Ya no aguanto más. Desde el principio me maltrataba y lo aguantaba por mis hijas, pero vi mi vida en riesgo porque me echó con alcohol y me prendió fuego. Pido que no lo liberen porque iba a matarme y qué iba a ser de mis pequeñas”, declaró Rosmery F.P., de 39 años, quien tiene quemaduras de primer grado y múltiples hematomas en todo el cuerpo a consecuencia de la golpiza del padre de sus niñas que la dejó con 30 días de impedimento.

El hecho violento se registró en el municipio de Minero de Santa Cruz. Rodolfo M.R., de 49 años, intentó matar a su expareja la madrugada del martes en presencia de sus hijas, de ocho y cuatro años.

El agresor, con tres antecedentes por violencia familiar y doméstica, fue aprehendido y está siendo procesado por feminicidio en grado de tentativa.

La víctima refirió que se alejó de su pareja hace unos 10 meses porque él era violento. 

Sin embargo, el hombre se presentaba en su vivienda a altas horas de la noche o durante las madrugadas argumentando que quería ver a sus hijas, pero terminaba agrediéndola física y psicológicamente. 

La mujer dijo que también golpeó a su padre, suegro del agresor, y al hijo mayor de ella.

Rosmery está decidida a seguir el proceso hasta el final. El padre de sus hijas le prometía cambiar y se arrodillaba pidiéndole perdón e incluso se comprometía frente a sus familiares, pero seguía agrediéndola. Pide que el hombre sea enviado a la cárcel porque teme por su integridad, la de sus hijas y de toda su familia.

“No quiero que lo liberen, no aguanto más los maltratos. Me prendió fuego, qué más puede hacerme”, señaló la denunciante.