Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de febrero de 2024
  • Actualizado 15:38

Marset niega vínculo con atentado a fiscal y dice que su negocio no está relacionado con la muerte

El narcotraficante asegura que no se mete con fiscales ni periodistas y que se dedica a hacer lo suyo.
 

El narcotraficante prófugo Sebastián Marset. RRSS
El narcotraficante prófugo Sebastián Marset. RRSS
Marset niega vínculo con atentado a fiscal y dice que su negocio no está relacionado con la muerte

En la entrevista difundida en el programa Santo y Seña de Uruguay, el narcotraficante Sebastián Enrique Marset negó cualquier implicación en las amenazas dirigidas a la fiscal Mónica Ferreiro y el atentado a la Brigada Antidrogas en Montevideo que tuvo lugar en el año 2020.

Argumentó que su negocio no tiene que estar de la mano la violencia y la muerte, y afirmó que él no se involucra con fiscales ni periodistas, centrándose únicamente en “hacer lo suyo”.

“Para mí las personas que hacen su trabajo están en lo correcto, no me meto con periodistas ni con fiscales, con nadie. Yo hago lo mío y cada uno tiene su trabajo”.

Además, durante la entrevista, Marset habló del homicidio de Alfredo Roldán, su amigo de infancia, que tuvo lugar en 2018. Expresó su confianza en el sistema judicial de Uruguay, debido a que en esta causa fue sobreseído debido a la falta de pruebas en su contra.

Cerca a las 22:10, Santo y Seña mostró la segunda parte de la entrevista con Marset. 

Cabe recordar que Marset Cabrera se instaló en Santa Cruz, Bolivia, junto a su familia hasta el 29 de julio, fecha en la cual logró escapar del cerco y su paradero actual es desconocido.

PRIMERA PARTE

En la primera parte de la entrevista exclusiva con el programa, Marset contó su versión acerca de las denuncias realizadas por el Gobierno Boliviano en torno a su huida del país entre finales de julio y agosto -sin una fecha exacta confirmada.

“Soy correcto. Profesional en lo que hago. El que vende, no consume. No me gusta la joda, no me gusta usar drogas. Soy de familia, tranquilo, mi casa, mis cosas”, declaró Marset.

También habló sobre su experiencia en la cárcel, cuando fue aprehendido en 2013 por tráfico de droga. Permaneció recluido durante cuatro años, hasta 2017. En ese tiempo dijo que estuvo en una celda para 3 personas donde, en realidad, vivían 13.

“En la cárcel se aprende mucho. Estuve más de cuatro años. Se aprende lo bueno y lo malo. Hay personas que aprenden solo de lo malo, pero hay muchas cosas que uno se lleva también, positivas. Yo aprendí mucho, me sirvió bastante”, contó.

Por otro lado, también habló sobre la legalización de las drogas, como en Uruguay, donde es permitido el uso recreativo de marihuana. Dijo no estar de acuerdo, entre otras cosas, porque “siendo legal, tiene acceso cualquier persona”.

“Pienso que haciendo legal la marihuana, tienen más acceso los niños, los más pequeños”.

A lo largo de la entrevista, el narcotraficante afirmó que no involucró a su familia en ninguno de sus negocios y que ellos son inocentes de todos los cargos de los que se los acusa.  

“Mi hermano nunca hizo nada para mí, yo no mezclo mi familia en mis cosas, nada que ver. Dicen cosas que no tienen cómo comprobar (...) Cuando hablan de mi familia en todas mis cosas: nunca metí a mi familia, no hay nadie de mi familia adentro y nunca pienso meter a mi familia", dijo el capo.