Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:11

Justicia dicta arraigo y fianza personal para vocal que liberó a feminicida sentenciado

Pilar Reyes, madre de una víctima de feminicidio, pide justicia. NOÉ PORTUGAL
Pilar Reyes, madre de una víctima de feminicidio, pide justicia. NOÉ PORTUGAL
Justicia dicta arraigo y fianza personal para vocal que liberó a feminicida sentenciado

La Justicia declaró ayer procedente la apelación en el caso de la vocal Mirtha Mabel Montaño, imputada por presunto incumplimiento de deberes, incumplimiento de protección a mujeres en situación de violencia y prevaricato en el marco de las investigaciones por la liberación y fuga de Omar Alejandro Ordoñez Arias, quien fue sentenciado en 2017 por el feminicidio de la adolescente María del Carmen Carballo.

El 17 de agosto, un juez cautelar dio a la vocal libertad irrestricta. Este martes, se revocó esa determinación disponiendo su arraigo, fianza personal de dos garantes y le prohibió comunicarse con familiares de la víctima y partícipes del proceso.

Pilar Reyes, madre de la víctima, pide a las autoridades que den con el paradero de Ordoñez, principal autor del feminicidio de María del Carmen. Lamentó que la vocal que dio libertad al sentenciado no sea suspendida de su fuente laboral, mientras ella peregrina desde 2016 buscando justicia.

ANTECEDENTES

Ordoñez, al igual que otros cuatro pandilleros de Wander Rap, fue condenado el 31 de agosto de 2017 a 30 años por el feminicidio de la adolescente, de 16 años, ocurrido el 13 de marzo de 2016 en una comunidad de Cliza, Cochabamba.

El 25 de marzo de este año, la vocal Montaño declaró procedente el recurso de apelación presentada por el Ordoñez y le ordenó pagar una fianza de 100 mil bolivianos, presentarse cada semana ante la autoridad fiscal, le prohibió abandonar el país sin autorización y no debía acercarse a las víctimas, coimputados, peritos o personas que tengan conocimiento del hecho ni consumir alcohol o portar armas de cualquier naturaleza.

El 7 de mayo, revocaron esa medida y ordenaron que sea trasladado al penal, pero el sentenciado ya se había dado a la fuga y, desde entonces, se desconoce su paradero y habría salido del país.