Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 00:01

Incendio de magnitud: Policía investiga posible robo en templo de San Pedro

Según fuentes cercanas a la institución religiosa, se perdió alrededor de 60.000 bolivianos de una de las habitaciones. El fuego consumió el techo del edificio y el humo ocasionó la muerte de un can. 
Interior del edificio que fue consumido por el fuego. DICO SOLÍS.
Interior del edificio que fue consumido por el fuego. DICO SOLÍS.
Incendio de magnitud: Policía investiga posible robo en templo de San Pedro

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) investiga un posible robo en el templo de San Pedro, mismo que sucedió durante el incendio que se registró ayer en el lugar. 

Según señalaron fuentes cercanas a la institución religiosa, se perdió una caja con 60.000 bolivianos, aproximadamente, y otros objetos de valor.

Sobre el punto, el director de la FELCC, Rolando Rojas, aseguró a OPINIÓN que iniciaron las investigaciones para determinar qué sucedió precisamente en el lugar del hecho durante el incendio y no descartaron un posible robo. “Lo único que sabemos es que, de acuerdo a la versión del padre y personal de la iglesia, había dinero al interior de las oficinas. Ese es un elemento que motivó el inicio de la investigación”, señaló. 

Según los plazos de investigación, Rojas indicó que podrían tener una respuesta en menos de dos semanas.

EL HECHO 

Ayer, al promediar el mediodía, las llamas del fuego comenzaron a consumir parte de la infraestructura del edificio que está detrás del templo y que sirve de vivienda para los cinco párrocos que ofician en el lugar. 

“El fuego se expandió rápidamente al segundo y tercer piso y, como todo es machimbre y madera, comenzó a arder. En menos de una hora, hasta que lleguen bomberos, se desplomó el techo y el último piso”, relató a OPINIÓN una persona que presenció el hecho y prefirió mantener su identidad en reserva. 

Cuando el incendió comenzó, nadie se encontraba en el edificio, solo estaban en la parte delantera, dentro del templo oficiando misa, un sacerdote y dos monaguillos, quienes se percataron de lo sucedido cuando ya el fuego había comenzado. 

Ante el llamado de emergencia, acudieron voluntarios del SAR Bolivia y los Bomberos, quienes sofocaron las llamas luego de casi dos horas. 

No se lamentaron daños físicos en personas, pero sí la muerte de un can que vivía en el templo y falleció a causa del exceso de humo. Además, hay pérdidas materiales de consideración.