Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 18:29

Otro hombre es acribillado; quinto caso en 11 días en 3 departamentos

El último crimen ocurrió ayer en Puerto Quijarro, Santa Cruz. Los otros hechos violentos tuvieron lugar en el Trópico de Cochabamba con tres casos y uno en Guayaramerín, Beni. 
El lugar donde un extranjero fue acribillado en Guayaramerín, Beni./ FISCALÍA
El lugar donde un extranjero fue acribillado en Guayaramerín, Beni./ FISCALÍA
Otro hombre es acribillado; quinto caso en 11 días en 3 departamentos

11 días violentos. En Puerto Quijarro, Santa Cruz, se reportó ayer otro asesinato por disparo de arma de fuego. El cuerpo de la víctima, que presentaba tres impactos de bala, fue encontrado por la mañana en el camino antiguo, a 200 metros de la carretera Bioceánica.

Cuatro asesinatos a tiros se han registrado en poco más de 48 horas y cinco en un lapso de 11 días en tres departamentos: tres en el Trópico de Cochabamba, uno en Beni y el más reciente en Santa Cruz. Sobre el último caso, el fiscal Freddy Durán afirmó que se está trabajando en conjunto con la Policía para identificar a los responsables del acto violento.

El martes, 12 de diciembre, se registraron dos asesinatos a balazos. El primero en la ciudad fronteriza de Guayaramerín, Beni. Almir G.D.S. (de 46 años) , de nacionalidad brasileña, murió por la mañana debido a múltiples impactos de bala en el barrio Guayaraguazu. El informe revela que el cuerpo de Almir tenía 21 heridas de bala, 16 de entrada y cinco de salida. Según testigos, dos hombres en motocicleta dispararon contra él y escaparon del lugar. El caso se encuentra bajo investigación. 

Ese mismo día, se halló sin vida a Pascual C., de 36 años, en su domicilio en el Sindicato 10 de Febrero, municipio de Entre Ríos, Cochabamba. Presentaba una herida de bala en la cabeza y cerca del cuerpo se encontró una nota, posiblemente dejada por el autor o autores del crimen, dando a entender que el móvil podría ser sentimental.

Los hijos menores de edad y la esposa de Pascual reportaron haber escuchado un ruido durante la madrugada, pero no le dieron importancia hasta que descubrieron el cuerpo sin vida. Debido a contradicciones en el testimonio de la esposa, fue arrestada con fines investigativos. 

Un día antes, el 11 de diciembre, Ever G.D., de 28 años, fue asesinado a tiros dentro de un vehículo sin placa en el Cruce Palmar, Entre Ríos, Cochabamba. Su cuerpo, con múltiples heridas de bala en la cabeza y rostro, fue encontrado en el asiento del copiloto alrededor de las 08:00. Según su padre, Ever estaba de vacaciones en Bolivia ya que trabajaba en Brasil en la confección de prendas de vestir. Sobre este caso, se recolectaron 11 casquillos. 

El 2 de diciembre, otro crimen ocurrió cerca del Coliseo de Ivirgarzama, donde un joven, de 22 años, fue asesinado a tiros. Se sospecha que tres hombres están involucrados en este caso, pero el asunto está aún bajo investigación. 

La fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzáles, ha informado que se está investigando la posible conexión entre los crímenes registrados en el Trópico, ya que las circunstancias han sido similares y se han producido en poco tiempo. 

Los cinco casos se encuentran en proceso de investigación. Hasta el momento, no se han realizado arrestos relacionados con ninguno de estos hechos de sangre.