Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:28

Hombre admite haber golpeado y enterrado a su pareja en su cuarto

Los investigadores exhumaron ayer el cuerpo de la víctima en un domicilio de la zona sur de la ciudad. Su concubino fue aprehendido y se prevé que hoy sea puesto ante un juez. 
El domicilio donde una joven fue victimada y enterrada en Cochabamba. COCHABAMBA PRENSA INFORMA
El domicilio donde una joven fue victimada y enterrada en Cochabamba. COCHABAMBA PRENSA INFORMA
Hombre admite haber golpeado y enterrado a su pareja en su cuarto

Silverio P.Ch. admitió haber golpeado y enterrado a su concubina en su dormitorio. El feminicidio se registró el fin de semana en un inmueble de la OTB Libertad de la Mancomunidad Buena Vista, al sur de la ciudad de Cochabamba.

Silverio brindó su declaración informativa. Dijo que el sábado compartió bebidas alcohólicas con Gaby, víctima mortal, hasta que comenzaron a discutir y pelear. El hombre le dio un puñete en el rostro y la dejó inconsciente. Según su testimonio, ella estaba con vida y él siguió bebiendo hasta la madrugada del domingo cuando se percató que la joven estaba muerta.

“El sábado hemos tomado. Estábamos solos (…). Le he dado un puñetazo, pero ella estaba viva, creo que se ha intoxicado o le ha dado un paro cardiaco (…). Hemos peleado, pero mi intención no era matarla”, declaró. 

Silverio decidió enterrar a la mujer, de unos 26 años, en su habitación para que nadie descubra el crimen. Dijo que cavó la fosa la tarde del domingo.

Se conoció que el hermano de Silverio reportó el hecho a la Policía. El autor fue aprehendido como principal sospechoso del asesinato de Gaby, mientras el hermano, denunciante, fue arrestado con fines investigativos.

Personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y de la Fiscalía se constituyeron este lunes al inmueble ubicado en la zona sur de la ciudad. Exhumaron el cuerpo e hicieron el traslado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) donde se realizó la autopsia para establecer las causas y data de muerte. Los investigadores procesaron la escena del crimen para esclarecer el caso. 

“Se ha hecho el levantamiento del cadáver de una mujer (…). Se la encontró enterrada en una de las habitaciones (…). El cuerpo tiene equimosis y otro tipo de lesiones. De momento, hay un aprehendido que sería la pareja de la víctima. Estamos en pleno proceso de investigación”, dijo el fiscal Edson Orellana antes de abandonar la propiedad que quedó precintada.

El autor expresó su intención de someterse a procedimiento abreviado y aseguró que su hermano no tuvo nada que ver en el hecho. Se prevé que el responsable sea puesto hoy ante un juez cautelar que definirá su situación jurídica. 

La víctima no portaba documentos personales por lo que no pudieron establecer su identidad. Lo único que se conoció es que la llamaban Gaby, pero ningún familiar se apersonó al IDIF hasta anoche para reclamar el cuerpo. Con apoyo de personal del Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) prevén conocer su nombre completo. 

En tanto, los vecinos lamentaron el hecho. Piden justicia para la víctima y seguridad en el barrio.

SILENCIADAS

Los feminicidios de Guillermina en Sacaba, Damiana, en Colomi; María, en Shinahota; Jhenny, en Quillacollo y Karent, Jhovana, Demetria, Laura Daniela y Gaby, en Cercado, conmocionan y generan codenas en redes sociales. 

Las voces de esas nueve mujeres, de entre 20 y 69 años, fueron silenciadas en Cochabamba. Casi todas murieron a manos de su esposos, concubinos, enamorados, exparejas o padres de sus hijos. Sus asesinatos fueron reportados entre el 1 de enero y el 25 de julio de este 2022.

Los nueve asesinatos de mujeres –en lo que va del año- ya han dejado 16 menores de edad en la orfandad. 11 niños quedaron al cuidado de abuelos, tíos u otros familiares y cinco hermanitos se encuentran en un centro de acogida. Gaby, la última víctima de feminicidio, no tenía hijos con Silverio, pero se desconoce si es madre o si tiene familiares en Cochabamba u otro departamento.

Otra situación que preocupa a la población es que las mujeres están siendo asesinadas cada vez con más saña. Los feminicidas buscan causarles más dolor y sufrimiento a sus víctimas antes de su muerte.