Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Hallan el cuerpo de un guardia de seguridad enterrado y sospechan de un extranjero

Hallan enterrado el cuerpo de un guardia en  Guayaramerín, Beni./ FISCALÍA
Hallan enterrado el cuerpo de un guardia en Guayaramerín, Beni./ FISCALÍA
Hallan el cuerpo de un guardia de seguridad enterrado y sospechan de un extranjero

El cuerpo de David Guardia Manu, guardia de seguridad de un garaje de autobuses, fue encontrado enterrado en el patio del lugar de trabajo, lo que llevó a la aprehensión de un ciudadano brasileño como principal sospechoso del crimen.

El caso salió a la luz el domingo 26 de mayo en Guayaramerín. Gerardo Balderas, fiscal departamental de Beni, informó que el Ministerio Público está investigando la muerte de David Guardia, de 55 años, como un asesinato, y que se solicitará la detención preventiva del presunto autor, Adriano P.V., de 34 años.

“Como elementos probatorios en esta etapa preliminar de la investigación están el acta de levantamiento legal de cadáver, acta de registro del lugar de los hechos, recepción y secuestro de indicios materiales de un objeto contundente (fierro) y un arma punzocortante (corta pluma), acta de entrega de cadáver, placas fotográficas que evidencian el hallazgo del cuerpo y otras pericias que se realizarán para que este caso sea aclarado”, aseveró Balderas.

Por su parte, la fiscal de materia, Jenny Huayhuasi, añadió que el hecho se descubrió cuando un grupo de personas llevó al ciudadano brasileño a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Guayaramerín, señalándolo como el principal sospechoso de la desaparición de David Guardia Manu, ya que había sido alojado en la propiedad unos días antes.

Los denunciantes encontraron ropa con sangre del desaparecido en un basurero, y al interrogar al sospechoso, este declaró que quemó la ropa porque ya no le servía. Durante el rastrillaje en el garaje, se descubrió que una parte del patio estaba removida, lo que llevó al descubrimiento del cuerpo de David a unos 30 centímetros de profundidad, junto a un hierro y una corta pluma. Como resultado, el extranjero fue aprehendido.