Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:57

Frenan salida de Jhasmani de prisión y mecánico pide ejecución de la sentencia

Jhasmani Torrico, conocido como el ‘abogado del diablo’, llega a una de sus audiencias. DICO SOLÍS
Jhasmani Torrico, conocido como el ‘abogado del diablo’, llega a una de sus audiencias. DICO SOLÍS
Frenan salida de Jhasmani de prisión y mecánico pide ejecución de la sentencia

Un Tribunal de Alzada anuló la resolución del Tribunal de Sentencia No. 2 de Quillacollo que favoreció el 4 de noviembre a Jhasmani Torrico Leclere, conocido como el ‘abogado del diablo’ o el ‘abogado torturador’, con medidas sustitutivas, pese a que tiene condena de seis años y seis meses de presidio en el penal de San Sebastián por los delitos de secuestro y lesiones en el ‘caso mecánico’.

Para Juan Antonio Cuéllar esa determinación es un alivio porque frenó la salida de Jhasmani de la cárcel. Sin embargo, exige que la sentencia sea ejecutoriada puesto que el ‘abogado del diablo’ ha solicitado al menos dos veces la cesación a su detención preventiva, desde el 24 de febrero, cuando se conoció su condena.

El martes, el Tribunal de Alzada anuló el auto del 4 de noviembre y dio al Tribunal de Quillacollo 24 horas para que emita una nueva resolución considerando los fundamentos expuestos, entre ellos la vulneración de derechos, fundamentación, valoración de pruebas, entre otros.

Cuéllar continúa viviendo un calvario. El 16 de marzo de 2018 fue secuestrado y torturado. Lo obligaron a firmar un documento en el que aceptaba que los dueños de la casa que tomó en anticrético le hacían la devolución de 20 mil dólares. Le tomaron fotos contando los billetes, junto a los propietarios, pero no recibió ni un dólar. El mecánico no recuperó su dinero, ahorro de varios años de trabajo, y peregrina por justicia.